Despliega el menú
Zaragoza

Las comparecencias de los presupuestos comienzan con críticas de PSOE y CHA a ZEC

Los socialistas dicen que hay “serios problemas” para llegar a un acuerdo y exigen a Rivarés que dé cuenta de los incumplimientos antes de negociar.

Fernando Rivarés, este lunes, junto al edil del PSOE Javier Trívez (a la derecha).
Fernando Rivarés, este lunes, junto al edil del PSOE Javier Trívez (a la derecha).
Guillermo Mestre

Las comparecencias de los concejales de ZEC para informar de las partidas del presupuesto del Ayuntamiento de Zaragoza en 2018 han comenzado este lunes con duras críticas de PSOE y CHA, los dos grupos con los que el gobierno debe negociar las cuentas. De hecho, los socialistas han dicho que hay “serios problemas” para llegar a un acuerdo y han exigido que se expliquen los incumplimientos con su grupo durante este ejercicio antes de negociar.

Con 753 millones de euros de los que 65,5 son para inversión, el concejal de Economía, Fernando Rivarés, ha descrito su propuesta como “un muy buen presupuesto”, en el que se mantiene la senda de reducción de la deuda, se mejora la dotación de los servicios públicos y crece la inversión. “Seguro que el presupuesto es mejor con las aportaciones de PSOE y CHA”, ha afirmado.

Pero socialistas y nacionalistas han marcado distancias a la espera de que presenten sus enmiendas. Especialmente crítico ha sido el edil del PSOE Javier Trívez, que ha dicho que la negociación de las cuentas “nació muy tocada, herida, en la UCI”. “Y el culpable es usted”, le ha dicho a Rivarés. El motivo es que ZEC decidió presentar su propuesta sin una negociación previa con sus socios, circunstancia que limitará las modificaciones que se puedan introducir en el documento definitivo.

Por otro lado, Trívez ha hecho referencia a la falta de ejecución de las enmiendas del PSOE en los presupuestos de 2017. “Espero que antes de negociar me dé cuenta de los incumplimientos y de por qué”, ha advertido. Ha cuestionado el aumento inversor o que no haya un mayor incremento del gasto social, en consonancia con la subida general del presupuesto, que ronda el 4%. “Tiene serios problemas para llegar a acuerdos por las formas, por los incumplimientos con el PSOE y por la falta de entusiasmo que desprende”, ha concluido.

Para CHA, el inicio de la negociación ha sido “absurdo”, por no abrir la posibilidad de llegar a acuerdos con su grupo antes de la presentación de las cuentas. El portavoz nacionalista, Carmelo Asensio, ha recordado, en este sentido, que el pasado año “se movieron 6 millones de euros” antes de abrirse el periodo de enmiendas y ha señalado que, a diferencia de los municipales, los presupuestos autonómicos se están discutiendo con carácter previo a su aprobación por parte de los grupos de izquierda.

Además, ha subrayado el recorte que se ha producido en las previsiones recogidas en los plurianuales, dado que el año pasado se incluyeron partidas para 2018 por valor de 43 millones de euros y finalmente se han reflejado en las cuentas 15 menos. Esto ha supuesto que proyectos como el sellado del vertedero, el albergue o el centro de emergencias se retrasen un año.

PP y Ciudadanos fueron críticos con el anteproyecto. La popular María Navarro ha dicho que el presupuesto “carece de credibilidad” por los incumplimientos en materia de ejecución que se han producido los dos últimos años. Además, ha criticado a Rivarés por presumir de una mejor gestión económica cuando las medidas del Gobierno de España son las que han propiciado una evolución positiva de la deuda, por ejemplo.

Sara Fernández, de Ciudadanos, ha expresado su “escepticismo” respecto a las cuentas de 2018 por la baja ejecución de los dos últimos años y ha incidido en la situación de los plurianuales, dado que al igual que ha explicado Asensio se han reducido las previsiones que se plantearon en las cuentas de este año para el ejercicio siguiente.

Etiquetas
Comentarios