Despliega el menú
Zaragoza

La Policía Nacional detiene a un joven por vender dispositivos destinados al pirateo de consolas

Utilizaba su domicilio en Zaragoza como sede del comercio ilícito y ofrecería sus servicios a través de Internet.

Material intervenido por la policía
La Policía Nacional detiene a un joven por vender dispositivos destinados al pirateo de consolas
Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un joven por vender dispositivos destinados al pirateo de consolas y microSD con 150 juegos ilegales. Los aparatos permitían suprimir las medidas de seguridad para poder utilizar videojuegos no originales en varios modelos existentes en el mercado. El responsable utilizaba su domicilio en Zaragoza como sede del comercio ilícito y ofrecía sus servicios a través de Internet en una web de compraventa de segunda mano y en una página de especializada en el sector.

La investigación comenzó en noviembre de 2016 a raíz de una denuncia presentada por un representante legal de la AEVI (Asociación Española de videojuegos), así como de las compañías que la integran, todas ellas titulares legales de los derechos de propiedad intelectual de los videojuegos. En la denuncia se manifestaba que, a través de un portal web de compraventa de segunda mano y de otra página web, dedicada al mundo de los videojuegos, se ofertaban dispositivos que neutralizaban las medidas técnicas de protección de los juegos de las consolas de una conocida marca Japonesa. Además vendía tarjetas de memoria microSD, cargadas con 150 juegos no originales, los cuales podían utilizarse libremente en las videoconsolas gracias al dispositivo neutralizador que evitaba detectar la no originalidad de estos videojuegos.

Precio de venta entre 20 y 85 euros

Los investigadores corroboraron la información facilitada en la denuncia y comprobaron que un joven era quien realizaba las ventas por un precio de entre 20 y 85 euros por dispositivo. Poco después se logró localizar y detener al responsable de dicha comercialización, como presunto autor de un delito contra la propiedad intelectual. Además los agentes realizaron un registro en su domicilio, lugar desde el cual centralizaba su actividad ilegal. Entre los efectos intervenidos se encuentran dos portátiles, dos teléfonos móviles, documentación relacionada con la actividad ilegal –resguardos de envíos postales y libretas bancarias-, gran cantidad de material destinado al pirateo de videojuegos tales como chips, cartuchos, tarjetas y memorias USB, cinco HDD internos y dos externos, y numerosas consolas de diferentes marcas.

Etiquetas
Comentarios