Despliega el menú
Zaragoza

La exsocia de la concejal cifra en 47.370 € los ingresos desde 2015 y defiende su trabajo

Elena del Diego rechaza las acusaciones del PP y defiende «la justicia» de los procedimientos de adjudicación del Consistorio

La concejal de Educación e Inclusión, Arantza Gracia
La concejal de Educación e Inclusión, Arantza Gracia
Oliver Duch

Elena del Diego, exsocia de Arantza Gracia, rechazó ayer las acusaciones del PP y defendió la legitimidad de su trabajo con el Consistorio. La responsable de Desiderata Educación y Cultura detalló su facturación y elevó la cifra que el PP dio el día anterior sobre las cantidades que ha cobrado desde 2015, cuando Gracia accedió al cargo.

En total, percibió 47.370 € entre facturas y subvenciones, frente a los 35.590 que contabilizó el PP y que se corresponden con los servicios que constan en el perfil del contratante del Ayuntamiento y las ayudas a proyectos (los populares no tuvieron en cuenta una de Zaragoza Cultural de 2016).

Según sus datos, en 2015 giró facturas al Ayuntamiento por valor de 10.011 euros, por los 10.486 de 2017 y los 9.129 de este año. Los dos últimos recibos los envió el pasado día 17. Además, Desiderata ha percibido en 2016 y 2017 subvenciones de Zaragoza Cultural por 7.168 y 7.000 euros, respectivamente, y una más de Zaragoza Activa de 3.576 euros.

Defendió la calidad de su trabajo con el Consistorio desde 2007 y negó que sus ingresos se hayan disparado con la llegada de Gracia, como sostuvo el PP. Explicó que las ayudas de Zaragoza Cultural son para un proyecto de los que ella apenas cobra. «Igual hay 15 o 18 personas a las que he pagado. No se hace por dinero, sino porque nos gusta esto», señaló.

Además, dijo que lleva trabajando con el Ayuntamiento desde 2007 «prestando un servicio de calidad que merece un reconocimiento». «No sería justo que perdiera el trabajo realizado. ¿Me tengo que ir a otra ciudad?», reflexionó Del Diego, quien además defendió «la justicia» de los procedimientos de adjudicación del Consistorio y negó que haya conflicto de intereses por facturar a las delegaciones de su exsocia.

Etiquetas
Comentarios