Despliega el menú
Zaragoza

El primer carril bici interurbano unirá Zaragoza y La Puebla de Alfindén en un año

El trazado elegido, de 9,9 kilómetros y con un coste de 1,3 millones, cruzará el barrio de Santa Isabel y Malpica.


El ambicioso proyecto de creación de una red de carriles bici entre Zaragoza y su entorno metropolitano empieza a tomar forma. El Consorcio de Transportes del Área de Zaragoza (CTAZ) ya dispone del diseño de trazado que comunicará el noreste de la capital con La Puebla de Alfindén a través del barrio de Santa Isabel y del polígono de Malpica. Si se cumplen las previsiones, estará en servicio entre finales de 2018 y principios de 2019 tras una inversión de 1,3 millones de euros.

El objetivo prioritario es garantizar la seguridad y atraer el máximo número de usuarios, por lo que se ha elegido un trazado segregado del tráfico que pasa por el mayor número de equipamientos y centros de trabajo a lo largo de sus 9,9 kilómetros de longitud.

La consultora de ingeniería Cadisa se ha encargado de hacer el estudio informativo, en el que se han analizado tres alternativas que difieren, principalmente, en la forma en la que atraviesan el polígono de Malpica, de 400 hectáreas de superficie. El trazado elegido transcurre justo por el vial central del complejo industrial, lo que facilitará que los trabajadores puedan optar por desplazarse en bici a su lugar de trabajo. “Por economía y funcionalidad, resulta la más idónea. Y es la que más demanda puede recoger”, señala el director del Consorcio de Transportes, Juan Ortiz.

El siguiente paso será encargar el proyecto constructivo, que debería estar listo en medio año para licitar después las obras. Al transcurrir buena parte del carril por zonas sin urbanizar, se necesitarán unos seis meses de trabajo.

El cruce del Ebro

Como la avenida de Cataluña aún está pendiente de reformar, el Consorcio de Transportes plantea utilizar la pasarela sobre el Gállego para conectar la red de carriles bici de la ciudad con Santa Isabel, donde no existe ninguno. Para facilitar la actuación, la pretensión es atravesar de sur a norte el barrio por medio de “varias posibilidades de vías urbanas pacificadas” para desembocar en la avenida Estudiantes y conectar ya con el vial norte de Malpica.

El carril bici atravesará la mayor parte del polígono por su eje central hasta bajar a la carretera de Barcelona para conectar finalmente con La Puebla de Alfindén. Para garantizar la seguridad, se tendrá especial cuidado en el diseño de los cruces y se utilizará la cañada real de Barcelona para distanciar a los ciclistas de la N-II. Además, se construirá con una anchura de 2,5 y 3 metros.

Este será el primero de los cinco itinerarios previstos para el entorno de la ciudad, que suman casi 38 kilómetros y que se acometerán por fases con el fin de acabarlos en cinco años. Su ejecución forma parte de las directrices de movilidad del área de Zaragoza, aprobadas inicialmente hace un año.

El director del Consorcio, Juan Ortiz, pretende compatibilizar las obras con la planificación de los dos siguientes carriles bici, los de Cuarte de de Huerva (4,3 kilómetros) y Utebo (9,4 kilómetros). Para ello, licitará el próximo año los estudios de alternativas con el respaldo financiero de la Unión Europea, mientras los de Plaza (7,9 kilómetros) y la Cartuja Baja (4,5 kilómetros) quedarán para una fase posterior.

Etiquetas
Comentarios