Despliega el menú
Zaragoza

Tarazona recupera el claustro del ex convento de San Joaquín

El objetivo es convertir el inmueble en un centro cívico.

El alcalde Luis María Beamonte junto al concejal de Urbanismo Luis José Arrechea en el claustro
Tarazona recupera el claustro del ex convento de San Joaquín
Ayuntamiento de Tarazona

El claustro del ex convento de San Joaquín de Tarazona ha recuperado su imagen original tras la finalización de las obras de rehabilitación acometidas por el Ayuntamiento. “Nuestro planteamiento inicial es convertirlo en un centro cívico, donde puedan llevarse a cabo las actividades de las diferentes asociaciones y entidades de la ciudad y que funcione como alternativa a espacios que se han tenido que cerrar”, ha explicado el alcalde Luis María Beamonte que este lunes ha visitado el inmueble acompañado por el concejal de Urbanismo Luis José Arrechea.

Con las obras, que han contado con un presupuesto 38.720,80 euros, se ha actuado en la planta, que ha quedado más diáfana, se han suprimido las barreras arquitectónicas, creando una rampa en la planta baja, y se han abierto los arcos con el objetivo de crear el efecto ideado por sus primeros ocupantes. El alcalde ha señalado que la recuperación de este edificio continuará ahora con una nueva edición de los talleres de empleo de la Fundación Tarazona Monumental, que será el quinto que se lleva a cabo en este inmueble.

Convento de San Joaquín

El convento de San Joaquín, perteneciente en su origen a la congregación de las Carmelitas Descalzas, data de 1632 y mantuvo su actividad hasta la última década del siglo XX.

Se trata de un edificio austero, que se organiza alrededor de un patio central en dos plantas, el claustro, desde el que se accede a los servicios comunes (cocina, refectorio…). En tercer lugar, a través de largos pasillos, hay naves en las que se distribuyen las celdas que ocupaban las religiosas del convento.

Etiquetas
Comentarios