Despliega el menú
Zaragoza

Detenido un peón municipal por cuatro robos en el Ayuntamiento de Maella en 2010

La exmujer del arrestado lo delató ante el alcalde hace unos días y los objetos robados se hallaron en su casa.

Algunos de los objetos sustraídos presuntamente por el empleado municipal.
Algunos de los objetos sustraídos
Guardia Civil

La Guardia Civil detuvo el pasado 9 de noviembre a un trabajador del Ayuntamiento de Maella acusado de haber perpetrado cuatro robos en diferentes edificios municipales que le sirvieron para apropiarse, presuntamente, de dinero en efectivo y multitud de objetos, todo ello valorado en unos 10.000 euros. A pesar de que los agentes del equipo de policía judicial de Caspe llevaron a cabo el arresto hace dos semanas, los hechos se remontan al menos siete años atrás. Los asaltos se cometieron en el año 2010 en las instalaciones del propio Consistorio, el colegio público y la escuela de adultos de la población. El Instituto Armado investigó los hechos entonces, pero no encontró ningún culpable y las investigaciones cesaron. El caso volvió a abrirse hace unos días, cuando la exmujer del detenido llamó por teléfono al alcalde de Maella, Jesús Zenón Gil, para invitarle a que viera diversos objetos que se hallaban en la vivienda que el matrimonio compartía hasta hace 18 meses, cuando se separaron. Según explicó a este periódico el propio edil, cuando acudió al inmueble reconoció varios objetos que habían sido sustraídos de las instalaciones municipales hace años, por lo que procedió a dar aviso a la Guardia Civil.

Los agentes realizaron registros en dos inmuebles del sospechoso y hallaron efectos que relacionaron con cuatro robos cometidos en la localidad, por lo que procedieron a detenerle. Entre los objetos sustraídos hay material informático (ordenadores, cámaras de vídeo, proyectores...), herramientas diversas (generadores, mochilas de sulfatar...), fotografías, pistolas antiguas y armas blancas, entre otros. El Instituto Armado estima que el valor de todos los efectos intervenidos rondaría los 10.000 euros.

Todos los robos perpetrados en las instalaciones municipales tenían en común la ausencia de daños en las puertas de acceso porque, presuntamente, el detenido cometía los asaltos cuando estaba de guardia, una circunstancia en la que tenía en su poder las llaves de todos los inmuebles públicos del municipio. Desde 2010 no se ha registrado en estos espacios ningún robo porque el Consistorio decidió instalar cámaras tras la oleada de asaltos que sufrieron.

Delito de malversación

El detenido es de nacionalidad española y tiene 48 años. Según señaló el alcalde, trabaja como peón municipal «desde hace muchísimos años» y en el Consistorio no tienen noticia de que le consten antecedentes. La Guardia Civil le acusa de un presunto delito de malversación, castigado por el Código Penal con penas que van de dos a seis años de cárcel, además de inhabilitación para desempeñar cargos públicos.

Jesús Zenón Gil, que gobierna la localidad desde 2011, quiso hacer hincapié en la presunción de inocencia del acusado y puso de relieve lo complicado de las circunstancias que rodean los hechos. De momento, el Ayuntamiento ha abierto al trabajador un expediente informativo y le ha suspendido de empleo y sueldo.

Etiquetas
Comentarios