Despliega el menú
Zaragoza

ZEC recorta en 2018 un 80% los fondos para las ayudas al pago de tributos por su baja demanda

El plan, que fue una iniciativa de PSOE y CHA para familias con rentas bajas, se reducirá a 250.000 euros. Las subvenciones concedidas este año rondarán los 180.000 euros, frente a los 1,1 millones prometidos.

El servicio de recaudación de tributos del Ayuntamiento de Zaragoza, en el edificio Seminario.
El servicio de recaudación de tributos del Ayuntamiento de Zaragoza, en el edificio Seminario.
José Miguel Marco

El programa de ayudas al pago de tributos a personas con bajo nivel de renta de Zaragoza se ha quedado lejos de las previsiones en 2017 y de cara a 2018 el gobierno de ZEC aplicará un recorte de casi un 80% en la partida. Así figura en el proyecto de presupuestos del próximo año, que establece una dotación de 250.000 euros para estas subvenciones, frente a los 1,1 millones que se prometieron para este ejercicio.

"Se está ajustando la partida a la realidad", afirmaron fuentes del gobierno para justificar el recorte de estos fondos, que fueron incorporados a los presupuestos de 2016 y 2017 por PSOE y CHA. La previsión más optimista con la que trabaja el Área de Derechos Sociales es tramitar entre 1.300 y 1.500 expedientes por un valor de entre 120.000 y 180.000 euros, muy lejos de los fondos anunciados para 2017.

Este no es el primer recorte presupuestario para este proyecto, dado que en 2016 contó con 2,8 millones de euros, de los que solo se ejecutaron 66.218 euros repartidos en 596 ayudas totales y parciales. Estos malos resultados supusieron una reducción de la partida hasta los 1,1 millones en 2017. El gobierno de ZEC se comprometió a promocionar mejor el programa para elevar el número de subvenciones concedidas.

Plazo hasta el 24 de noviembre

Este año se ha hecho un mayor esfuerzo publicitario para mejorar las cifras de 2016 y el gobierno amplió el plazo hasta el 24 de noviembre para que los ciudadanos presentaran sus solicitudes. De hecho, se ha producido un aumento en el número de expedientes tramitados, aunque las cifras de ejecución del programa se quedarán muy lejos de lo presupuestado.

Estas ayudas se idearon para subvencionar el pago de determinados tributos municipales. En concreto, se pueden solicitar para atender el Impuesto sobre los Bienes Inmuebles (IBI), el de circulación y las tasas de los cementerios, a los que se les aplica un descuento del 50%. El principal requisito exigido que debían cumplir los beneficiarios es que sus ingresos no superaran 1,5 veces el salario mínimo, es decir, 982 euros.

Tras el fracaso de la convocatoria del programa de ayudas en 2016, el gobierno municipal acordó modificar el reglamento. Por ejemplo, se cambiaron los niveles máximos de ingresos para acceder a las subvenciones, si se tenía en cuenta el número de miembros de la unidad de convivencia. En un principio las ayudas eran para unidades familiares de entre 1 y 4 miembros y el tope aumentaba un 25% por cada miembro a partir del quinto. Ahora, la referencia son unidades familiares de 1 o 2 miembros y la cifra se incrementa en un 20% por cada miembro adicional a partir del tercero.

También se ha eliminado la exigencia de que los beneficiarios no dispusieran de bienes, activos financieros o propiedades, salvo la vivienda habitual, por un valor superior a 3,5 veces el salario mínimo. Ahora solo se exige que el inmueble no supere los 120.000 euros. Para las ayudas al impuesto de circulación se elevó el máximo de caballos fiscales de 11,99 a 15,99 en el caso de los turismos y de 125 centímetros cúbicos a 250 para las motos. Pero ni con esas ha cubierto las expectativas creadas.

Los grupos de la oposición criticaron la baja ejecución de este programa. "Ha sido un fracaso estrepitoso. De los 2,8 millones que se presupuestaron, finalmente se ejecutaron 66.000 euros en 2019. Y el próximo año solo 250.000", afirmó la edil del PP María Navarro.

El concejal del PSOE Javier Trívez, uno de los principales defensores de este plan, destacó el incremento de este año, pero no se mostró satisfecho. "Si esta medida se hiciera bien se podría llegar al millón de euros de la partida", afirmó. De hecho, no descartó ampliar la dotación de este programa en el proceso de enmiendas al presupuesto de 2018.

La portavoz de Ciudadanos, Sara Fernández, dijo que "esta partida no se está ejecutando correctamente". "Se creó en 2016 y fue un fracaso. Se bajó a 1,1 millones y ahora a 250.000 euros. Hay un problema de gestión o no hay voluntad de hacerlo bien", criticó.

Etiquetas
Comentarios