Zaragoza
Suscríbete por 1€

La fachada de la Harinera de Casetas sufre desprendimientos a causa del abandono

Vecinos y asociaciones del barrio rural se han unido para denunciar la situación, exigir un mantenimiento y pedir que la edificación se reconvierta en “núcleo cultural y social de Casetas”.

Estado actual de la Harinera de Casetas
La fachada de la Harinera de Casetas sufre desprendimientos a causa del abandono que presenta el edificio
Métete en Harina

La semana pasada se produjo un desprendimiento en el revestimiento exterior de fachada de la Harinera del Ebro, conocida como Harinera de Casetas, en la calle de Moncayo de este barrio rural zaragozano, a causa del estado de abandono que presenta la edificación, “un peligro para los viandantes y la seguridad pública”, señalan los vecinos de Casetas.

La Harinera del Ebro era uno de los máximos exponentes de la arquitectura industrial de las primeras décadas del siglo XX en Zaragoza. La fábrica como tal echó el cierre en 2006 y con la llegada de la burbuja inmobiliaria se compró con la intención de edificar viviendas, “pero no salió adelante, ha pasado por varias promotoras que han intentado construir sin éxito y ahora está en una situación de abandono que cada día empeora”, cuenta Isabel Vaquero, presidenta de la Asociación de Vecinos de Casetas.

Hace un año promovieron en el barrio la creación de la plataforma Métete en harina para “recuperar el sueño de hacer de la Harinera de Casetas un espacio de encuentro adaptado a las necesidades de los vecinos”, precisa Vaquero, que también ejerce de portavoz de la plataforma. Su petición es que el Ayuntamiento de Zaragoza alcance un acuerdo con la propiedad para recuperarla como edificio para el barrio, igual que en su día sucedió con la Harinera de San José. “Tras perder el Casino, la Harinera es el único edificio que queda de historia de Casetas, por eso queremos darle un uso”, apuntan en la plataforma. Mientras se le busca una salida, “exigimos que se obligue a mantenerlo, porque la fachada está catalogada como Bien de Interés Cultural”.

Los vecinos dicen estar “cada día más preocupados” por el peligro que generan las condiciones en las que se encuentra la edificación. “El deterioro va siendo progresivo y el último desprendimiento ha tenido lugar en la parte de la fachada que da a una calle transitada. Es un sitio de paso de chiquillos que van al instituto y de gente que se dirige al centro médico. La acera es muy estrecha, está en mal estado y si añades que al pasar por ahí se te puede caer algo a la cabeza…”, subraya Vaquero.

La AV de Casetas, Métete en harina y Apudepa llevan más de un año realizando acciones reivindicativas para reclamar la conservación, protección y recuperación de la Harinera y su reconversión en “núcleo cultural y social de Casetas, pero como respuesta solo nos hemos encontrado la inacción de las Administraciones, que aplican una política en la que los barrios periféricos se ven discriminados”, denuncian desde la plataforma ciudadana. Por eso, instan a las instituciones a que se “metan en harina” y tomen decisiones a corto plazo para activar “un proyecto necesario” con la presencia activa de vecinos y asociaciones implicadas.

Más allá de la conservación del edificio, Vaquero cuenta que tienen muchas ideas para dar vida a la Harinera. “Entendemos que son los técnicos municipales los que tienen que decidir qué se puede hacer allí, pero ahora mismo en Casetas la Casa de Juventud, la ludoteca y la Escuela de Música están en unos locales de alquiler que no cumplen los requisitos mínimos, por eso una solución sería instalar en la Harinera los servicios que se encuentran en sitios precarios”. La ludoteca, cuentan los vecinos, tuvo que tener una parte cerrada por unas goteras y la Casa de Juventud está situada en un local “muy antiguo que no está en condiciones”. La Escuela de Música se encuentra en el bajo de unas viviendas, antes utilizado como consultorio médico, que no está adecuadamente insonorizado. De este modo, si se reubicara en la Harinera, “los chicos podrían ensayar a cualquier hora sin causar molestias a los vecinos”.

Vaquero incide en que “aunque somos el barrio rural más grande en cuanto a población, de nosotros no se acuerda nadie”. La representante vecinal apunta que cuando les escuchan decir eso les recuerdan que ahora se va a poner en marcha la reforma del campo de fútbol de Casetas, “pero ese campo necesitaba la inversión hace 20 años”. La plataforma Métete en harina ha registrado un escrito en el Ayuntamiento, que ha entregado a cada grupo municipal, explicando la situación de la Harinera y está a la espera de obtener respuestas para “emprender juntos un camino de mejora”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión