Zaragoza
Suscríbete por 1€

El azud del Ebro quedará reparado esta tarde tras seis meses fuera de servicio

ZEC insiste en evaluar el impacto ecológico de la infraestructura que se construyó en la Expo y costó 25 millones de euros.

El bajo nivel del caudal del río facilita los trabajos en el cauce.
El bajo nivel del caudal del río facilita los trabajos en el cauce.
G. Mestre

Han sido dos días de intensos trabajos, que contrastan con los seis meses de controversia. El azud del Ebro –si no hay contratiempo– quedará reparado esta tarde y, según el cronograma de la intervención, a partir de las 17.00 comenzará el protocolo de embalse marcado por la CHE, se recuperará la lámina de agua y se reabrirá la pasarela peatonal. La compuerta número 2 (la más cercana a la orilla de Vadorrey), cuyos fallos se detectaron el pasado mes de junio, volverá a funcionar correctamente, con lo que concluirá el arreglo del azud, pero no el debate sobre su uso, dado que ZEC insiste en que a partir de ahora habrá que evaluar el impacto ecológico de la multimillonaria infraestructura.

Ayer dos enormes grúas de hasta 24 toneladas hacían las delicias de los jubilados que se acercaron a seguir de cerca una obra, en la que los operarios tuvieron que trabajar suspendidos del puente. En todo momento estuvieron presentes efectivos de los Bomberos para poder auxiliar a los trabajadores en caso de accidente o, también, para recuperar piezas que pudieran caer al río durante el desmontaje. Al haber evacuado la lámina de agua, explicaban ayer fuentes municipales, el caudal apenas llegaba a la rodilla, por lo que ayer se aprovechó también para quitar también una cuerda con boyas que estaba atrapada entre las compuertas 5, 6 y 7.

También la Policía Local estuvo presente ayer durante todas las labores, en esencia, para ayudar a maniobrar a las grandes grúas y evitar que los peatones invadieran la zona de obras porque algunos viandantes eran reticentes a tener que dar un rodeo de casi un kilómetro al encontrarse la pasarela de Vadorrey cortada a la circulación tanto peatonal como ciclista.

Esta volverá a abrirse hoy después de que hayan concluido las labores de reparación, cuya parte fundamental –la sustitución de unos cilindros hidráulicos que permiten activar la compuerta– se rematará esta mañana. De los trabajos se está haciendo cargo la empresa Aquara, bajo la supervisión de la sociedad municipal Desarrollo Expo, y cuesta unos 65.000 euros: 35.000 los aportará la empresa concesionaria que explota la represa y los otros 30.000, las arcas municipales.

La avería del azud se produjo en junio y, desde entonces, se desató un debate sobre la utilidad y la conveniencia de la reparación de esta infraestructura, construida con un coste de 25 millones antes de la Expo 2008, y que permite crear una lámina de agua estable en aguas arriba que, entre otras cosas, favorece la navegación y la práctica de deportes acuáticos.

El gobierno de ZEC, tras algunas reticencia, accedió finalmente al arreglo el pasado 26 de julio, después de convocar una mesa técnica formada por expertos de la Universidad, la CHE, el CSIC, el Inaga... Esta concluyó que no contaba con información suficiente para avalar ninguna decisión, dado que no se había hecho los últimos diez años «el seguimiento requerido» en el momento de la construcción.

Estudiar la dinámica del río

Así, aunque se decidió arreglar el azud para volver al ‘status quo’ («como obligación contraída con la CHE para que se reestablezcan las condiciones de la concesión administrativa»), en el gobierno municipal insisten en que es necesario evaluar el impacto ecológico de la infraestructura y analizar el efecto que ha tenido estos años en la dinámica del río. La mesa técnica planteó la elaboración de estudios que permitan comprobar los índices de calidad del agua, mientras que ZEC advirtió de que continuará «explorando otras vías de solución en aras de facilitar que los usos del río sean compatibles con la mejora de su estado ecológico». También está previsto que en los próximos meses se inicien estudios para evaluar la masa de agua en el tramo urbano e, incluso, los efectos que tuvo en su día el rebaje de la solera del puente de Piedra.

El próximo día 15, a las 17.30 y en el centro Joaquín Roncal, se celebrarán unas jornadas gratuitas sobre el azud bajo el título ‘¿Qué ríos urbanos queremos?’. El Centro Ibérico de Restauración Fluvial y la fundación Nueva Cultura del Agua (con el apoyo de Amigos de la Tierra, Ansar, Coagret, Ecologistas en Acción, VoluntaRíos...) organizan dos mesas debate con expertos investigadores de toda España, que hablarán de los ecosistemas fluviales urbanos y del azud del Ebro.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión