Zaragoza
Suscríbete por 1€

¿Dónde irán los actuales inquilinos de los depósitos de Pignatelli?

La mayor colonia controlada de gatos de la ciudad vive en el terreno donde se acaba de aprobar un ambicioso plan urbanístico.

Gatos controlados en la colonia de los antiguos depósitos de Pignatelli
Gatos controlados en la colonia de los antiguos depósitos de Pignatelli
P. F.

"Mira, Perla vivía en un tejado de San José. A Pirata lo llamamos así porque le falta un ojo. A Vaquito hay que darle medicación porque tiene un problema neurológico. Aquel nos lo dejaron en un transportín en la puerta. Estos hermanos los abandonaron en el Huerva. Estos cachorros los sacamos del colegio Labordeta...". Los voluntarios de la colonia controlada de gatos de los antiguos depósitos de Pignatelli conocen la historia y el nombre de cada uno de ellos.

En Zaragoza hay 87 colonias controladas de gatos con cerca de 2.000 animales, coordinadas por el Ayuntamiento con el programa CES y cuidadas a diario por unos 200 voluntarios. La colonia de los depósitos de Pignatelli, junto al parque, es la primera que se creó y la más grande de la ciudad. En ella viven unos 50 gatos esterilizados, desparasitados, alimentados y cuidados a diario por voluntarios. Además, otros gatos callejeros del entorno acuden a comer o dormir a este terreno.

¿Qué pasará con los gatos cuando se edifique en los depósitos de Pignatelli?

El Ayuntamiento acaba de aprobar un ambicioso plan urbanísticos para esta zona, que incluye 107 viviendas, equipamientos y la ampliación del parque Pignatelli con un lago y áreas ajardinadas. "¿Qué pasará con los gatos? Estamos muy preocupados por su futuro. No los han querido tener en cuenta. Y están desaprovechando una oportunidad muy buena para integrarlos en el proyecto. Si los echan de aquí, lo más probable es que intenten volver y muchos mueran", advierte Ana de los Arcos, coordinadora de voluntarios del proyecto CES y responsable concretamente de esta colonia de los depósitos de Pignatelli.

"No se puede trasladar estos gatos a otra colonia. Los gatos son territoriales. Si los mueves de sitio, tienden a escapar y avolver a su lugar original. En el camino, se pierden, se despistan, son atropellados y la mayoría mueren. Lo ideal sería poder mantener un espacio para los gatos aquí mismo", sostiene Ana de los Arcos.

La coordinadora de voluntarios presentó un proyecto al Ayuntamiento -durante el periodo de propuestas ciudadanas para los depósitos de Pignatelli- para crear una "gatoteca" en una pequeña parte de todo el terreno que va a ser urbanizado. Se trataría de acotar una zona para los gatos, donde podrían comer, dormir y estar controlados. Y podría servir para que los zaragozanos visitaran e interactuaran con los gatos. Centros de estas características funcionan en otras ciudades europeas como Ámsterdam, Roma o Madrid. Ana de los Arcos lamenta que no le hayan escuchado.

Gatos cuidados todos los días del año

Los gatos de la colonia de Pignatelli -como todas las colonias controladas de la ciudad- son cuidados a diario por voluntarios. "Venimos todos los días a las 8.30. Les traemos comida, limpiamos los comederos y revisamos que estén bien", señala Fernando Giménez, uno de los cuatro voluntarios permanentes de esta colonia (además de otras personas que vienen de vez en cuando a ayudar). "Si hay que llevar alguno al veterinario, lo hacemos. Y si vemos alguno nuevo, no censado en la colonia, intentamos capturarlos para llevarlo a desparasitar y esterilizar", apunta Ana de los Arcos.

El proyecto CES (Captura, esterilización y suelta) comenzó oficialmente en 2013 siguiendo otras iniciativas europeas para controlar y cuidar a los gatos callejeros. Algunos son gatos salvajes que se han criado en la calle y muchos han sido abandonados por familias. El programa CES se pensó para mejorar la calidad de vida de los animales y evitar la proliferación descontrolada de gatos en la ciudad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión