Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Belchite apuntalará un antiguo convento del Pueblo Viejo si en dos meses no se aclara su propiedad

El Ayuntamiento ha solicitado una reunión con Fomento ante la urgencia de actuar por su "riesgo de desplome".

El Ayuntamiento de Belchite ha solicitado una reunión urgente con el secretario de Estado de Fomento para aclarar la propiedad del antiguo convento de San Rafael, un edificio histórico que amenaza riesgo de derrumbe. El alcalde, Carmelo Pérez, adelantó ayer que es necesario "desbloquear" de forma inmediata esta situación e indicó que, si no se interviene antes de que finalice el año, apuntalarán los restos para "evitar que desaparezcan", hasta que se pueda iniciar una actuación de consolidación.

El responsable local destacó que durante este año han mantenido conversaciones con el Gobierno central para avanzar en este tema, pero "han reconocido que es un tema complejo y que había que estudiarlo". Del convento de San Rafael se conserva la entrada principal y alguna pared, el resto quedó completamente destruido. Para atajar los problemas en este inmueble, el Ayuntamiento solicitó el año pasado una ayuda a la Diputación Provincial de Zaragoza, que se denegó al alegar que el bien no era municipal, sino del Ministerio. Dada la imposibilidad de actuar en el inmueble, desde Belchite se inició el expediente para solicitar la cesión gratuita a la Dirección General de Arquitectura, Vivienda y Suelo de Fomento, quien asumió las competencias del patrimonio procedente de la Dirección General de Regiones Devastadas.

"Entendemos que es necesario actuar ya, porque corre serio peligro de desplome", añadió Pérez, quien reiteró la urgencia de las conversaciones "ante un tema patrimonial tan importante" en este conjunto, declarado bien de interés cultural.

"Hay que buscar soluciones. Sea como sea, si no se clarifica la propiedad, el Ayuntamiento a principios de año tomará la decisión de apuntalar la fachada, como primera medida", dijo.

Consolidación y señalización

El Departamento de Patrimonio del Gobierno de Aragón, en colaboración con el Ayuntamiento de Belchite, está consolidando las capillas góticas de la iglesia de San Martín de Tours, uno de los emblemas del Pueblo Viejo. La DGA invertirá unos 57.522,17 euros en trabajos en las bóvedas.

Además, se están realizando también mejoras en la seguridad y señalización en el recorrido del Pueblo Viejo (unas obras para las que el Ejecutivo autonómico destinará alrededor de 21.000 euros). Entre otras acciones, se reconstruirán los muros de mampostería y de ladrillo viejo, se actualizarán los postes informativos y se colocará un panel exterior así como cinco carteles interpretativos de las ruinas históricas. El Consistorio, según indicó el alcalde, aporta 18.000 euros aproximadamente a estas actuaciones. El Pueblo Viejo es un conjunto que recibe a muchos visitantes. La cifra va en aumento, y ya se han superado los 31.000 turistas de 2016.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión