Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La comida para los ediles y empleados en los plenos costará 730 € como máximo

El Ayuntamiento adjudica el contrato del cáterin, para unas 60 personas, por la mitad del precio tope de licitación.

Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza
Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza
José Miguel Marco

Las comidas de los concejales y asesores del Ayuntamiento de Zaragoza durante los plenos costarán finalmente un máximo de 730 euros. El Consistorio ha adjudicado ya el concurso que abrió para cubrir el servicio de cáterin de las sesiones, para los casos en los que estas se alargan hasta bien entrada la tarde. El contrato salió por un precio máximo de 8.099 euros para cinco plenos, es decir, 1.620 euros por sesión, IVA incluido. Sin embargo, finalmente se ha podido adjudicar por menos de la mitad de esta cantidad.

El contrato se lo ha llevado la empresa La Esquinita del Ciclón, que fue la que presentó la oferta más competitiva, y que será por tanto la encargada de surtir de bocadillos, tortilla y croquetas la sala anexa al salón de plenos. Ofreció hacerlo por un máximo de 730 euros por pleno. Como el cáterin está pensado para 60 (los 31 concejales más algunos asesores y funcionarios), apenas sale a 12 euros de coste por persona.

En la ficha del concurso público abierto por el Ayuntamiento, se recogía que el licitador debería surtir al Consistorio con unas 70 unidades de bocadillos (minis) calientes, otros tantos fríos, 40 bocadillos algo más grandes, cinco tortillas de patata, ocho platos de queso, otros tantos de curados, 75 croquetas, canapés variados –incluidos vegetarianos– y raciones de dulce.

No obstante, fuentes municipales aclaran que los pedidos se hacen en función de la duración de los plenos. Así, si se prevé que las sesiones vayan a acabar antes del mediodía, solo se piden al suministrador café y dulces. Si la actividad en las bancadas se va a alargar hasta por la tarde, entonces se pide la comida para que, entre moción y moción, los concejales y el resto de personal puedan comer un aperitivo.

La idea de sacar un concurso para contratar el servicio de cáterin se aprobó en la junta de portavoces. Con la llegada de ZEC al gobierno municipal se acabó con este tipo de contrataciones, debido a que como el pleno mensual se dividió en dos –el de gestión y el de mociones–, se pensó que su duración se acortaría. Sin embargo, la realidad ha demostrado que las sesiones se alargan lo mismo, desde las 9.00 hasta –en ocasiones– las 18.00 o 19.00.

Durante una temporada cada grupo municipal se compraba su propia comida, hasta que han vuelto los bocadillos para todos. El interventor entonces aconsejó licitar el servicio, ya que se corría el riesgo de incurrir en fraccionamiento de contratos.

Triple sesión

La sesión de hoy mismo se prevé maratoniana, ya que este mes de octubre se han concentrado los dos plenos en uno y, además, la actividad empezará antes, a las 8.00, con una comisión extraordinaria de Urbanismo. Aunque el número de iniciativas se ha reducido, los debates podrían alargarse durante más de ocho horas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión