Despliega el menú
Zaragoza

El Ayuntamiento tendrá que pagar otros 2,8 millones por sentencias vinculadas a la Expo

1,9 millones van a los regantes de La Almozara por los suelos junto al puente del Tercer Milenio. El erario público aún debía otros 150.000 euros a los constructores de villa Expo, en Ranillas.

El puente del Tercer Milenio, durante su construcción en octubre de 2007.
El puente del Tercer Milenio, durante su construcción en octubre de 2007.
Oliver Duch

Suma y sigue. El gobierno de Zaragoza dio ayer el visto bueno al pago de dos sentencias vinculadas a la Expo de 2008 y que, sumadas y con los correspondientes intereses de demora, superan los 2,8 millones de euros. La reconversión del meandro de Ranillas requirió de grandes expropiaciones en 2006 y 2007, muchas de las cuales están aún sin pagar o se encuentran judicializadas. Así, el Ayuntamiento continúa arrastrando facturas de hace más de diez años y el gobierno de ZEC aprobó ayer el pago –obligado por sentencia judicial– de 1,9 millones para completar el precio que en su día debió abonar a la Comunidad de Regantes de La Almozara por unos suelos situados junto al puente del Tercer Milenio.

Fue en marzo de 2007 cuando se ocuparon los terrenos que afectaban a hasta seis fincas anexas a la autopista de enlace A-68 y cuando los regantes mostraron su disconformidad con la compensación económica que se les ofrecía por unas parcelas que suman 35.882 metros cuadrados.

En noviembre de 2010 el Jurado Provincial de Expropiación Forzosa estableció un justiprecio de 151.027 euros, si bien una revisión posterior a un recurso de reposición elevó la cuantía a 354.351 euros. En mayo de 2011, los propietarios de los terrenos volvieron a impugnar esta cantidad y, tras un largo periplo judicial, el 23 de julio de 2014 el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) falló a favor de los regantes y estimó que aún les restaba por percibir 1.976.391 euros hasta alcanzar el justiprecio por espacios que incluían también el soto, el camino de Monzalbarba y las acequias.

"Otra vez es algo que se debía haber pagado hace años, pero que nunca se hizo. Este gobierno se sigue encontrando con muchos impagos del mandato anterior", lamentó ayer el responsable municipal de Economía, Fernando Rivarés. El concejal de ZEC aseguró que, gracias a una negociación con los regantes, el erario ha conseguido un ahorro en el pago de los intereses devengados. No obstante, y dado que la reclamación se remonta al año 2007, la cuantía acordada por la demora asciende a 800.000 euros.

La misma comunidad de regantes de La Almozara ya fue receptora hace ahora ocho años del pago más abultado que se ha efectuado en una sola transferencia a una persona o empresa tras una expropiación. En 2009 el Consistorio le abonó 2,48 millones por el espacio correspondiente al antiguo camino de Monzalbarba, que en la actualidad es la avenida de Pablo Gargallo.

Los elevados costes de las expropiaciones de las 25 hectáreas del llamado ‘triángulo de La Almozara’ para poner en pie la Expo de 2008 continúan lastrando las arcas municipales, si bien hay otros espacios de la ribera del Ebro adquiridos con motivo de la muestra internacional que aún pueden dar más disgustos. De hecho, aún sigue en los tribunales la millonaria resolución por la compra del entorno del club Tiro de Pichón, que puede suponer un desembolso de otros 7,3 millones. El Ayuntamiento fue en su día condenado al pago, pero en febrero de este año el TSJA paralizó la ejecución del fallo condenatorio por la expropiación de 300 metros de ribera.

Lista interminable

La otra sentencia que el concejal de ZEC también anunció ayer que tendría que pagar el Consistorio es de menor cuantía y se refiere al sobrecoste de la llamada villa Expo. Se trata de las 112 viviendas que se levantaron en el solar situado en la confluencia de la avenida de Ranillas y la calle de Gertrudis Gómez de Avellaneda y con cuya venta se pretendían financiar equipamientos municipales y del Gobierno de Aragón. El Ayuntamiento fue condenado en sentencia firme a pagar 147.523 euros a la UTE Estructuras Aragón-Ebrosa por los sobrecostes de esta construcción.

Las operaciones urbanísticas a través de expropiaciones han costado por sentencia al Ayuntamiento en los últimos 14 años casi 50 millones. La prolongación de Cesáreo Alierta, el parque lineal del Huerva, la construcción de Ronda Hispanidad y más recientemente el Corredor Verde Oliver-Valdefierro son solo algunos de los casos más destacados.

Etiquetas
Comentarios