Despliega el menú
Zaragoza

La boutique Carrión cierra sus puertas tras 75 años

La tienda de moda cesa su actividad en el establecimiento ubicado en la zaragozana calle de Zurita.

La boutique Carrión cierra sus puertas tras 75 años
La boutique Carrión cierra sus puertas tras 75 años
P. Z.

La boutique Carrión, una de las tiendas de moda con más solera de la capital aragonesa, cierra para siempre sus puertastras 75 años de actividad en el centro de Zaragoza. En 1942, Teresa Carrión inició un negocio en el local de la calle de Zurita, 6, en el que comenzó vendiendo complementos para señora: sombreros, abanicos, echarpes, paraguas y artículos para el hogar.

"Mi abuela se quedó viuda y tuvo que ponerse a trabajar para salir adelante. Abrió la tienda el 1 de abril de 1942 y con ella también estuvo al frente mi madre, Carmen García Carrión. Juntas lucharon muchísimo para que la boutique prosperase”, recuerda la actual propietaria y nieta de la fundadora, Belén Aísa.

Unos años después de la inauguración, la tienda comenzó a comercializar en Zaragoza la popular Mariquita Pérez, con su baúl y sus vestidos, una muñeca creada en 1938 por Leonor Coello de Portugal que fue todo un fenómeno social en las décadas de los 40 y los 50.

El éxito de la boutique llegó cuando Teresa y su hija Carmen idearon una estrategia para aumentar las ventas de la tienda y empezaron a confeccionar los vestidos y abrigos de la muñeca para adolescentes de 14 y 15 años. De ese modo impulsaron el negocio, fueron pioneras del ‘prêt-à-porter’ en la ciudad y revolucionaron el mundo de la moda en Zaragoza.

A partir de entonces, Carrión se convirtió en un establecimiento de referencia, que pasó también a dedicarse a la ropa de señora: blusas, impermeables, faldas… Teresa Carrión y su hija viajaban a París con frecuencia para estar al corriente de las últimas tendencias en plena eclosión de la moda ‘prêt-à-porter’ (lista para llevar).

La boutique Carrión llegó a tener dos establecimientos abiertos en la capital aragonesa (el otro estaba en Parque Roma) y otro de los hijos de Teresa Carrión, Jesús, también abrió una tienda con el mismo nombre en la calle de Velázquez, en Madrid.

En la última etapa del negocio, Enriqueta Fernández de Piérola y la propia Belén Aísa han estado al frente de la boutique de la calle de Zurita, especializada en trajes de novia, vestidos para madrina y de fiesta, alta costura y ‘prêt-à-porter’ de grandes firmas y diseñadores de moda.

La historia de la moda en Zaragoza remata con esta clausura uno de sus capítulos más importantes, entre los que todavía se recuerda al modisto Antonio Marcén, fallecido en 1998, uno de los nombres clásicos de la moda aragonesa. Pese a no tener sucesor, Marcén quiso que su casa de modas continuara pero el rápido desarrollo de su enfermedad acabó con su vida antes de poder nombrar sucesor para su taller, ubicado en la calle de Escar.

Etiquetas
Comentarios