Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La calle del Desengaño

El nombre se debía a cómo salían los clientes de un establecimiento próximo.

Calle del Desengaño
La calle del Desengaño

Hablábamos el otro día de la calle Fuenclara, donde estuvieron durante décadas la librería 'Libros' y la imprenta 'Gráficas Minerva'. Pues bien, entrando a la calle Fuenclara desde la calle Alfonso I, a la izquierda, se abre un callejón sin salida al Coso con un nombre precioso: la calle del Desengaño, que aún mantiene viva la estampa antigua de las viejas calles y callejones zaragozanos, incluida la lápida que le da nombre.

Hasta finales del siglo XIX se mantuvo en el número 5 de la calle del Coso la famosa Posada de San Miguel, y junto a ella una casa de juego muy concurrida. Los ludópatas (entonces, claro, aún no se llamaban así) que en esta última perdían buena parte de su dinero y, en ocasiones, todo su patrimonio, salían por la puerta de atrás -y no por la principal del Coso-, contritos y “desengañados”, y de ahí que a ese callejón acabara llamándosele de ese modo.

Hoy hay calles en Zaragoza a las que llaman con nombres de videojuegos: Avenida de Super Mario Bros, o calle Sonic el Erizo, por ejemplo. Frente al desatino y el astracán, la calle del Desengaño nos recuerda que en algún tiempo lejano todavía teníamos sentido común a la hora de buscar nombres para nuestras calles.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión