Despliega el menú
Zaragoza

El Hospital Infantil estrena una Unidad de Cuidados Paliativos Pediátricos que atenderá a 200 niños al año

Con esta nueva área se prevé atender 200 niños al año.

Lambán ha visitado la nueva unidad de cuidados paliativos pediátricos del Servet
Lambán: "Estoy al lado de aquellos que no quieren echar más leña al fuego"
DGA

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha inaugurado este miércoles la nueva Unidad de Cuidados Paliativos Pediátricos de referencia para toda la Comunidad, que se encuentra en el área de Infantil del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza y que atenderá a unos 200 niños al año.

Acompañado por el consejero de Sanidad del Ejecutivo autonómico, Sebastián Celaya, y por los profesionales del centro hospitalario, Lambán ha conocido esta nueva unidad que dará servicio a los niños y sus familias, pero también servirá de apoyo tanto a los pediatras del hospital como a los de Atención Primaria de todo Aragón, que ya ofrecen este servicio en muchos casos desde la red de centros de salud.

La unidad no solo va a atender a niños con enfermedades oncológicas en la última fase vital, sino también a pequeños que padecen enfermedades neurodegenerativas y metabólicas de larga duración, que requieren de cuidados globales durante muchos años.

De hecho, mientras que en el caso de los adultos el cáncer supone el 70 por ciento de estas atenciones, en los niños este porcentaje se invierte. Se prevé que esta unidad atienda, en diferentes niveles, a entre 250 y 380 niños al año.

Una de las pediatras que atenderá este servicio, Victoria Caballero, ha explicado que los cuidados paliativos comprenden no solo una asistencia médica, sino que también se centran en el ámbito "psicológico, espiritual y social".

"Necesitarán cuidados paliativos aproximadamente unos 200 niños al año en todo el territorio aragonés y específicamente serán cuidados paliativos más complejos la mita", ha señalado Caballero, precisando que el 70 por ciento de estos niños residen en Zaragoza y su entorno, mientras que el otro 30 por ciento se encuentran en los sectores sanitarios de Huesca, Teruel, Barbastro, Calatayud y Alcañiz.

Profesionales

En el Hospital Miguel Servet se encontrará la unidad central de este servicio, con dos pediatras, dos enfermeras, una trabajadora social, una psicóloga, una farmacéutica y una musicoterapeuta y la asistencia se presta tanto en consulta, como para niños hospitalizados o que se encuentran en hospitalización domiciliaria.

Caballero ha apuntado que en el resto de sectores "hay un coordinador, que es un pediatra, que al menos tiene un nivel básico de cuidados paliativos y de formación y que también lidera un equipo interdisciplinar similar para dar respuesta a las necesidades de los niños que surjan en sus sectores".

Ha detallado que el 30 por ciento de los niños que necesitan estos cuidados padecen enfermedades oncológicas, mientras que el 70 por ciento sufren "otras enfermedades muy variadas, neurodegenerativas, cardiacas, incluida la patología perinatal". La labor de estos profesionales es, en todos los casos, "cuidar e intentar paliar el sufrimiento de los niños y de las familias y también acompañar en el duelo cuando llegamos a esa fase de la enfermedad".

Un servicio necesario

Por su parte, el presidente de Aragón, Javier Lambán, ha lamentado que ver sufrir a un niño "es descorazonador" y si es porque padece un riesgo inminente de muerte "es literalmente insoportable", por lo que planteó que esta unidad tenía que ponerse en marcha "de manera absolutamente inmediata".

"Hay cosas que se hacen desde un Gobierno que te satisfacen, que te gustan, que te hacen sentir estar encaminado en la buena dirección de la gobernanza del país, pero hay cosas que te reconfortan desde el punto de vista moral y personal y esta es una de ellas", ha afirmado Lambán.

El consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, ha recordado también que al llegar al Ejecutivo, en el año 2015, se dieron cuenta de que las unidades de atención sociosanitaria para adultos "se habían extendido bastante bien por el territorio, pero ésta era una carencia que existía y era clara".

Gracias al "empuje" de la Asociación de Padres de Niños Oncológicos (ASPANOA) y a la colaboración de 'la Caixa' se ha puesto en marcha esta unidad que desean que "contribuya a mejorar la atención que estamos prestando a los niños".

De esta forma, la nueva área, que consta de dos consultas, una sala de reuniones y un pequeño cuarto de almacén para medicación, cubre la necesidad de alta especialización vinculada con el acompañamiento y la muerte digna, que había sido reivindicada por diferentes colectivos como ASPANOA. La unidad ha supuesto una inversión de 55.000 euros y "ya lleva unos días funcionando", ha agregado

Etiquetas
Comentarios