Despliega el menú
Zaragoza

Los conductores y la empresa evitan la primera huelga del tranvía a menos de 8 horas de su inicio

Los trabajadores suspendieron anoche los paros a la espera de que la plantilla respalde el preacuerdo. La operadora garantiza descansos adecuados y remunerará algunas labores extra de los empleados.

Representantes de los trabajadores y de la empresa, este lunes, tras un alcanzar un preacuerdo que evita de momento la huelga del tranvía.
Representantes de los trabajadores y de la empresa, este lunes, tras un alcanzar un preacuerdo que evita de momento la huelga del tranvía.
J. Velasco

Los conductores del tranvía desconvocaron ayer la primera huelga en la historia moderna de este servicio, que iba a comenzar hoy mismo y que amenazaba con complicar la movilidad de la ciudad los martes, jueves y sábados de este mes. Tras más de trece horas de reuniones, los empleados llegaron a un preacuerdo con la empresa concesionaria que permitió levantar los paros parciales al menos hasta el sábado, a la espera de que el pacto sea definitivo y de que los trabajadores lo ratifiquen en votación mañana mismo. Si estas dos condiciones se cumplen, no habrá huelga; de lo contrario, esta podría empezar el próximo sábado, día del pregón de las fiestas del Pilar.

Así, los miles de usuarios de este medio de transporte de momento se libran de unas movilizaciones que iban a dejar sin la mitad del servicio a la línea 1 –Valdespartera-Parque Goya–, que resulta fundamental para muchos barrios de la ciudad. Y que, además, iba a afectar a cuatro días de fiestas del Pilar, tres de ellos de los considerados como ‘grandes’: los dos sábados (incluido el de esta semana, con el pregón de Kase.O) y el día del Pilar, con la Ofrenda como acto estrella.

La de ayer fue una jornada trepidante, con intensa actividad en dos escenarios principales: el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) y el Ayuntamiento de Zaragoza. En el primero, los conductores y la empresa buscaban un acuerdo que, a priori, parecía complicado, dadas las grandes diferencias que aún les separaban a menos de 24 horas del inicio de los paros parciales; en el segundo, el gobierno de ZEC trataba de lograr un pacto con el resto de grupos para fijar entre todos los servicios mínimos y una posición en el conflicto. Acuerdo político que no llegó, mientras el alcalde, Pedro Santisteve, pedía a la empresa "un esfuerzo" para evitar males mayores que afectaran a los vecinos, con la huelga de cuatro meses del bus urbano en el recuerdo.

Sin embargo, la clave estaba en el SAMA. Allí la jornada fue interminable. La negociación comenzó a las 9.30 y terminó al borde de las 23.30. A media tarde el acuerdo parecía cercano, pero las partes aún estuvieron varias horas puliendo el texto definitivo. Finalmente, la empresa y los trabajadores llegaron a un preacuerdo in extremis, cuando faltaban menos de ocho horas para que empezara la huelga. Los conductores que tenían que ‘enganchar’ hoy a ‘primerísima’ hora de la mañana no supieron hasta la medianoche de ayer si tendrían que acudir o no a su trabajo diario a los mandos de los Urbos 3.

El preacuerdo permitió que, al menos, hoy y el jueves no haya paros. La presidenta del comité de empresa, Pilar Fuentes, valoró que el pacto alcanzado con la operadora "garantiza los descansos" en las condiciones que reclamaban. "Es un buen acuerdo, pero será la plantilla quien tenga la última palabra", dijo en referencia a la votación de mañana. Sobre las funciones extra que realizan y por las que pedían una compensación, Fuentes señaló que "algunas se quitan y otras se van a pagar", en referencia a los pluses que solicitaban. Aunque no quiso concretar los términos finales del preacuerdo antes de comunicarlos a la plantilla, sí reveló que la empresa ha accedido a pagar algunas cantidades mensuales de más por las labores extra que realizan.

Por parte de Tranvías Urbanos, Jorge Aguiar, su gerente, calificó de "tensa e intensa" la negociación, pero valoró el preacuerdo: "Nos supone un gran esfuerzo, por lo que esperamos que la plantilla lo ratifique y podamos tener unas fiestas tranquilas".

Etiquetas
Comentarios