Despliega el menú
Zaragoza

Seis horas para inundar un solar de arte, música y “cultura accesible”

La tercera edición del microfestival Solart Sonique se celebra este viernes en el Coso.

Escultura hecha con trozos de vela, expuesta en la edición del año pasado del microfestival
Seis horas para inundar un solar de arte, música y “cultura accesible”
Chabi Foto

El conocido como Solar del Conejo, en el barrio de La Magdalena (Coso, 182), vuelve a ser este viernes escenario del microfestival Solart Sonique, un festival de corta duración -seis horas, desde las 20 hasta las 2.00- que fusiona arte y música en vacíos urbanos. “La intención es usar lugares del espacio público que están en desuso y llenarlos de cultura accesible, aprovechándolos para la promoción de jóvenes artistas locales y mezclando disciplinas menos convencionales con la música”, cuenta Eva Yubero, una de las organizadoras, sobre el objetivo de esta cita cultural y expositiva.

Una de las razones de tal apuesta alternativa la encuentran en que “muchas veces, esos artistas no tienen espacio para mostrar su obra, además, en lugares públicos y de acceso libre”. Para verla, “tienes que ir a una sala expositiva, pero ¿por qué no poder encontrarla por sorpresa en la calle dándole vida a esos vacíos?”, añade la integrante de Recreando Estudio Creativo que, junto a los responsables de Plastik Vintage Shop, han dado forma a la tercera edición del microfestival en Zaragoza, que cuenta con una subvención de Zaragoza Cultural.

Y aunque en gran parte de los festivales suele tener más peso la faceta musical, los promotores del Solart Sonique han querido potenciar especialmente el componente artístico. Antes, los artistas participantes llevaban al solar su obra a modo expositivo, si bien esta vez, un comisariado desarrollado por Álvaro Albajez y María Bastarós ha establecido un hilo conductor para el encuentro de este viernes.

“Los propios artistas realizan una obra exclusiva para el festival. Se ha tomado como referencia el Solar del Conejo para reflexionar sobre cómo quedan en desuso estos espacios y acaban siendo terrenos baldíos: partiendo de elementos como su puerta, su arco, su ventana y sus escaleras -memoria de lo que fue-, cada uno de los artistas desarrolla sus instalaciones”, detallan desde la organización.

Rubén del Pino y Guilherme Figuereido, Inés Peña, Melanie Aliaga y Niall Bingham son los creadores de cuatro instalaciones que este viernes tendrán protagonismo durante un momento concreto del festival, mezclándose la escultura, la fotografía, las estructuras, vídeo proyecciones… La iluminación será especial entonces y la música de cada uno de los Dj participantes -Señora Piña, Borja Keepers, Vainilla Killer y Chelis-  acompañará a cada una de las obras.

Además, el hecho de que sea un punto de La Magdalena el espacio escogido para esta celebración permite “llegar a todo tipo de públicos”. “Vienen familias, niños, mayores, vecinos del barrio y de fuera, curiosos…”, comenta Eva, quien cifra en unas mil personas las que suelen pasar por el Solart Sonique a lo largo de la cita y anuncia igualmente que tienen intención de trasladar el festival a lugares de otros barrios de la ciudad en futuras ediciones.

Etiquetas
Comentarios