Despliega el menú
Zaragoza

Los jueves toca pintar 'líneas monstruosas'

Goya o Pollock son fuentes de inspiración en un taller de arte en el que los niños trabajan diferentes técnicas y se dejan llevar durante este mes de septiembre en la Harinera.

Los más pequeños despliegan su arte en 'Líneas monstruosas'
Los jueves toca pintar 'líneas monstruosas'
Arturo Monteagudo

Una línea vertical por aquí y una horizontal por allá. Un círculo. Unas cuantas gotas. Color verde, amarillo, rosa, azul... Su combinación está traduciéndose en cuadros y obras de todo tipo durante este mes de septiembre en la Harinera de San José. Los artífices de ello son una veintena de pequeños que cada jueves por la tarde acuden al centro cultural para participar en ‘Líneas Monstruosas’.

Ese es el nombre de unos talleres plásticos en los que “volverse un poco loco”, dando lugar a “dibujos muy monstruosos, pero buscando la belleza en ellos”, cuenta Arturo Monteagudo, responsable del ciclo impartido por la compañía Peliagudo Arte y Circo. “Son talleres para encontrar nuevas formas de dibujar y de pintar, intentando que los niños salgan de la creación cotidiana de estar sentado con el folio y la pintura de técnica seca”, ahonda.

Así, basándose en diferentes artistas, mezclan la pintura con el juego y, sin perseguir la perfección en el resultado, buscan “nuevos canales de expresión y creación, otros procesos creativos que amplíen el entusiasmo, la conexión con lo que estamos haciendo en el momento, poniendo orden en un caos de color”, ejemplifica Monteagudo, quien fija como objetivo “llegar a un poco de locura pintando, divirtiéndote y viendo que te has dejado llevar para crear algo que después puedes pararte a mirar y decir si te gusta o no”.

Para ello, en una de las sesiones ya trabajaron con líneas interminables: tomando como referencia al artista Hundertwasser, los niños trataron de llevar una línea interminable por un papel muy largo si poder levantar su pintura de él. También hicieron siluetas, rodearon con círculos, y empezaron y terminaron obras suyas y de sus compañeros.

En la segunda sesión, Pollock inspiró el trabajo con el salpicado, los derrames de pintura y los churretones de los pequeños, que luego eligieron las partes de los cuadros que mejor habían quedado. Y este jueves, Goya, sus grabados y sus monstruos servirán para jugar con la repetición y con la estampación.

Empapelar la sala de la Harinera, distribuir cartones por el espacio o pegar grandes láminas en las paredes han sido algunas de las tareas que han tenido que realizar también los organizadores de ‘Líneas Monstruosas’, donde la cera y la tempera son los principales instrumentos que ayudan a crear a los niños. “Es una maravilla ver cómo se quedan absortos en su propio cuadro y nada más importa en ese momento que su creación”, señala Arturo. Además, “hay partes de cuadros que son increíbles, pero lo bonito es observar la diferencia entre lo que ha hecho cada uno con unas pautas comunes”, agrega el responsable.

La pasión por la faceta plástica y su uso en la educación ha llevado a esta compañía de animación, teatro y circo a desarrollar este año el taller plástico ‘Brujas y monstruos aragoneses’, también en la Harinera, donde leyendas aragonesas y personajes como el pez de Utebo o el dragón del Ebro fueron protagonistas.

Etiquetas
Comentarios