Despliega el menú
Zaragoza

Volteo de campanas y paloteao en el día grande

Las campanas de Remolinos volvieron a sonar tras décadas sin ser bandeadas.

Los danzantes desfilaron ayer en la procesión en el día grande de Remolinos.
Volteo de campanas y paloteao en el día grande
N. Barceló

Las campanas de la iglesia de Remolinos volvieron a repicar ayer durante la procesión en el día grande de las fiestas. Hacía varias décadas que no sonaban pero la reciente restauración ha hecho posible que volvieran a escucharse en el momento de la salida y el regreso de la procesión con el Santo Cristo de la Cueva.

Marcial López y Antonio Calvo explicaban ayer a las puertas de la iglesia que la restauración se ha realizado porque estaban "en malas condiciones, sobre todo el yugo", declaraban. Al mismo tiempo que especificaban que "solo hace unos días que se han vuelto a subir y es la primera vez que suenan, aunque ya no es como antes porque hace años se bandeaban durante una hora y media".

Poco antes del mediodía, los grupos de danzantes y la charanga del Pilar escoltaban a la corporación municipal para dirigirse hasta la iglesia de San Juan Bautista, desde donde se inició la procesión. Son días intensos para la treintena de integrantes del grupo de bailadores y ayer, después de la misa representaban el dance en la plaza.

La ermita del Santo Cristo es hoy la protagonista y los danzantes subirán la empinada cuesta al ritmo del paloteao para participar en la misa que se celebra y que es una de las tradiciones más esperadas de las fiestas. Una ardua tarea que no resulta tan complicada para los protagonistas. "Nos preparamos durante varias semanas y somos jóvenes", señalaba Francisco José Giménez que se encarga de la coordinación. El dance es la principal de las manifestaciones folclóricas de Remolinos y data del siglo XIX. Se representa además durante la celebración de las fiestas de San Antonio.

Etiquetas
Comentarios