Zaragoza
Suscríbete

El recibo del IBI de las grandes empresas subirá el año que viene alrededor del 7%

ZEC, PSOE y CHA cierran por la vía rápida un acuerdo de ordenanzas fiscales que congelará o reducirá este impuesto para la mayoría de ciudadanos y empresas.

Carmelo Asensio (CHA), Fernando Rivarés (ZEC) y Javier Trívez (PSOE).
El recibo del IBI de las grandes empresas subirá el año que viene alrededor del 7%
R. Labodía

En una negociación exprés, casi inaudita en el Ayuntamiento de Zaragoza por su brevedad –y en la que el alcalde ha estado a varios miles de kilómetros de la ciudad–, la izquierda ha cerrado un acuerdo sobre las ordenanzas fiscales para el año que viene, es decir, sobre las tasas e impuestos municipales que pagarán los ciudadanos y las empresas en 2018. Las novedades más importantes son la congelación o descenso del IBI residencial y el aumento de alrededor de un 7% en el que pagan unas 1.000 empresas de la capital aragonesa, así como la ampliación de las bonificaciones en caso de herencia por el polémico impuesto de plusvalía.

El gobierno de ZEC aprobará hoy unas ordenanzas fiscales en las que se han incorporado las aportaciones de PSOE y CHA, para garantizar los 16 votos que se necesitan para aprobarlas. La rúbrica definitiva, con las enmiendas que presenten los grupos, se votarán en una comisión de Economía extraordinaria el mes que viene, para pasar posteriormente por el pleno.

Como ya acordaron el miércoles, los tres grupos de izquierdas refrendaron ayer que el IBI se congelará o se bajará para la gran mayoría de ciudadanos. Para paliar el efecto de la revisión catastral, se bajará el tipo impositivo en torno al 5%. Los grupos aseguran que, de este modo, se garantiza que no subirá ningún recibo residencial. Durante los años anteriores, la bajada del tipo no llegó a ser suficiente para compensar el ‘catastrazo’ de 2012, y a la hora de pagar había hogares que sí tenían una reducción, pero otros –los de menor valor– sufrían aumentos. En esta ocasión la bajada del tipo, dicen los grupos, será suficiente para evitar este efecto.

El gobierno calcula que con esta medida dejará de recaudar en torno a 1,5 millones, que compensará con la subida a los comercios e industrias que ocupan los inmuebles con un valor catastral de más de un millón de euros. Estos pagan un IBI con un tipo diferenciado, que subirá en torno al 5% el año que viene. Esto, unido al efecto de la revisión catastral, hará que el recibo que pagan las alrededor de 900 empresas que tienen este IBI suba entre un 6% y un 7%, según informaron fuentes de la negociación. Además, a este grupo de empresas se unirán los almacenes que tienen un valor catastral de más de un millón, que hasta ahora no tenían el tipo diferenciado.

Lo que no se tocará será el umbral a partir del cual se paga. El alcalde, Pedro Santisteve, propuso rebajarlo a los 800.000 euros de valor catastral, pero finalmente se quedará en el millón de euros, como pedía el PSOE.

Un acuerdo "cerrado"

En cuanto a la plusvalía, el otro gran frente de la negociación, el acuerdo permite ampliar las bonificaciones por herencia de vivienda habitual. Hasta ahora, tenían un descuento del 95% los inmuebles heredados con un valor catastral inferior a 100.000 euros. Ahora, ese 95% de bonificación se amplía hasta los 150.000 de valor catastral.

El gobierno de ZEC aprobará hoy las ordenanzas, que no se votarán hasta que pasen por la comisión. No obstante, el PSOE ya habló ayer de un acuerdo "cerrado" con los otros dos grupos, mientras que CHA, de "prácticamente cerrado", tras una negociación insólita en los últimos años por su brevedad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión