Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La Policía refuerza la vigilancia de la basílica del Pilar

El mismo día del atentado en Barcelona se cerró una puerta de salida en la calle de  Echegaray y Caballero.

Efectivos de la Policía Nacional delante de una fila de maceteros, ayer, en la calle de Alfonso I.
La Policía Nacional y los maceteros ya protegen la calle Alfonso
Toni Galán

La Policía Nacional ha aumentado el control de la basílica del Pilar desde que se produjeron los atentados de Barcelona y Cambrils el pasado día 17 de agosto, en el que murieron 16 personas y unas 100 resultaron heridas. Fuentes de la lucha antiterrorista confirmaron a este diario que la misma tarde del 17 de agosto, hacia las 20.00, ya recibieron una orden desde el Ministerio del Interior y la Comisaría de Información de la Policía Nacional de que se cerrara la puerta trasera de la basílica, donde está la torre del  ascensor y da a la calle de Echegaray y Caballero.

Desde ese día que ocurrió el atentado de Barcelona y Cambrils, esa salida se mantiene clausurada para evitar una salida que ya utilizaron los dos terroristas anarquistas cuando colocaron una bomba en la basílica del Pilar el 2 de octubre de 2013.

Antes de que se hayan colocaron los maceteros alrededor de la basílica, la Policía Nacional ya había previsto aumentar la seguridad de la basílica del Pilar y de La Seo. El primer objetivo de los yihadistas de Ripoll era colocar varias furgonetas con explosivos en la Sagrada Familia y por este motivo llevó a los policías a transmitir esa orden al Cabildo de la Basílica del Pilar, que lo ejecutó desde ese día.

La colocación de los veinte maceteros en la calle de Alfonso I y la vigilancia que realizan efectivos de la Unidad de Protección y Reacción (UPR) es el principio de otras actuaciones alrededor de la basílica del Pilar.

Fuentes policiales señalaron ayer que se van a evitar las entradas a la plaza del Pilar por las calles de Florencio Jardiel y de Milagro de Calanda, anexas a la basílica, y por la calle de Ximénez de Embún (que linda con la Lonja), así como  se blindará el acceso a través de la calle de Don Jaime I. En esas cuatro entradas se van a colocar los maceteros, tal como se decidió en la Junta de Seguridad celebradas en la Delegación del Gobierno en Aragón.

De hecho, los Bomberos solo tendrán expedita la entrada a la plaza del Pilar por la calle de Salduba, situada al lado de la iglesia de San Juan de los Panetes, para asistir cualquier emergencia.

Ayer se pudo ver a una furgoneta de la UPR en una de esas calles anexas a la basílica, donde se van a realizar vigilancias como en la calle de Alfonso I. Otro de los lugares que preocupa a la Policía es la calle de Echegaray y Caballero donde se aparcan autobuses y algunos vehículos.

Está prevista una reunión de la Junta de Seguridad el próximo día 12 para preparar todas las medidas que se adoptarán para las fiestas del Pilar.

Colaboran policías locales

En este sentido, el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, se reunió ayer con la presidenta de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP), Carmen Sánchez, para abordar la colaboración de las policías locales con las Fuerzas de Seguridad del Estado en materia antiterrorista.

Alcalde y Sánchez recalcaron que se deben mejorar la formación de los policías locales en la lucha contra el terrorismo y aumentar sus efectivos. La FAMCP va a colaborar en acciones formativas en seguridad y prevención para las policías locales.

Carmen Sánchez recordó que casi 30 municipios de Aragón cuentan con policías locales que realizan "policía de proximidad". Agregó que deberían reponer un 100% la tasa de reposición de los agentes.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión