Despliega el menú
Zaragoza

Longares vibra con el dance del paloteao en sus fiestas

El acto contó con 200 participantes y se repetirá el viernes en honor de la Virgen de la Puerta. El pueblo acoge durante estos días espectáculos taurinos, concursos de todo tipo y citas musicales.

Unos 200 vecinos bailaron el paloteao por las calles de la localidad, que partió y acabó en la iglesia.
Longares vibra con el dance del paloteao
Macipe

Muchas sensaciones en el mismo espacio: emoción, devoción, nerviosismo, alegría. Doscientas personas participaron ayer en el denominado Dance del Paloteo de Longares en honor de San Vicente y San Gonzalo, un acto con más de tres siglos de tradición a sus espaldas que fue declarado hace más de 11 años como Fiesta de Interés Turístico de Aragón.

"Es algo que he mamado desde pequeño y lo vives de una forma muy especial", apuntaba José Luis Poves, uno de los participantes más veteranos en este acto, enfundado en la indumentaria ya institucionalizada: calzado negro, pantalón azul (también se permite falda), faja roja, camisa blanca y un cachirulo rojo y negro al cuello.

Para Laura, el dance es algo ineludible desde los 14 años: "No he dejado de salir salvo cuando he tenido que dar a luz y es algo que te inculcan en casa". Este acto, con el paso del tiempo, ha dejado de ser un acto exclusivo para hombres a estar abierto a la participación de mujeres, en los años setenta, e incluso de algunos niños. Según el alcalde de la localidad, Miguel Jaime, se trata de una celebración que llegó "de forma espontánea y ha ido evolucionando, pero que recoge el sentir de todo el pueblo".

A lo largo del recorrido, que siempre empieza y acaba en la propia iglesia del municipio, los danzantes se organizaron, como siempre, en grupos de cuatro personas –este año 50 exactos–, y fueron avanzando –pasadas las 18.00– en compañía de las reliquias portadas a hombros por varios vecinos, y al son de los acordes de la melodía del dance interpretada por la banda de música. El inicio se dio desde el interior del templo, aunque la mayor parte de danzantes esperaban en la plaza.

Entre el público, decenas de personas que aguardaban el paso de los participantes en el dance. Carla, Víctor y Marta, de 11, 7 y 8 años, respectivamente, eran algunos de ellos, que desde la acera veían participar a sus padres. "Nos gusta porque es una tradición y esperaremos a otro año para salir. Emilia, sentada en uno de los bancos del interior de la iglesia, reconocía estar "muy emocionada". "Este es un acto muy bonito", decía.

Los danzantes en su itinerario fueron ejecutando la serie de movimientos repetidos y coordinados en los que chocan sus palos de unos 50 centímetros entre sí en diferentes posiciones. El final llegó con la entrada de todos los integrantes en el templo y con el sonido del himno de España, acompañados del golpear de los propios palos. Después, el silencio antes de romper en "vivas" por los patrones de la localidad.

Este mismo ritual volverá a repetirse el próximo viernes, pero en esta ocasión para honrar a la Virgen de la Puerta.

Un pregonero ‘de altura’

Tras el pregón de fiestas, que el pasado viernes leyó el alpinista Carlos Pauner, el pueblo de Longares vive inmerso en sus fiestas patronales en honor de San Vicente, San Gonzalo y la Virgen de la Puerta, que se prolongarán hasta el próximo viernes día 8.

A lo largo de todos estos días, el municipio de la comarca Campo de Cariñena contará con diferentes alternativas, como es el caso de los espectáculos taurinos, vaquillas, encierros y toros de ronda; musicales, con la presencia de la banda y la rondalla de la localidad, o los concursos, entre ellos uno de lanzamiento de huesos de oliva.

Etiquetas
Comentarios