Despliega el menú
Zaragoza

La fábrica de Belchite depende de un agricultor

La futura fábrica de fuegos artificiales que la multinacional Etienne Lacroix quiere instalar en Belchite depende de un agricultor. El Instituto Aragonés de Fomento (IAF) tiene prevista hoy una reunión con un agricultor de Belchite para alcanzar un acuerdo sobre las 64 hectáreas en las que quiere Pirotecnia Zaragozana instalar su nueva empresa desde 2019.

Fuentes del Gobierno de Aragón señalaron ayer que esos terrenos están arrendados para cuatro años y el IAF necesita que el agricultor renuncie a ese alquiler para que posteriormente se licite públicamente ese espacio. A él podría presentarse cualquier interesado en adquirirlo.

El directivo operativo de la empresa, Bruno Houllier , detalló ayer que el deseo empresarial depende de esta "negociación entre el Instituto Aragonés de Fomento, que es el propietario del terreno, y un agricultor de Belchite, que es el arrendatario". "Así podremos tener los terrenos listos para empezar la construcción de la fábrica a final de este año", apuntó. La empresa pretende llegar a tener de 50 a 70 trabajadores en Belchite y dejar a diez en el centro logístico de Garrapinillos.

Carmelo Pérez, alcalde de Belchite, precisó que 28 de las 64 hectáreas fueron una cesión del ayuntamiento al IAF y se puede aplicar la reversión si no se utilizan para el uso industrial. "Parece que hay buena disposición de las dos partes para que haya un acuerdo definitivo y que Pirotecnia Zaragozana pueda instalarse aquí, lo que va a ser muy bueno para el empleo en la comarca", manifestó Carmelo Pérez.

La empresa ha estado casi dos años buscando alternativas para instalar la fábrica, pero no logró un espacio llano, tan amplio, bien comunicado y con los medios de un polígono industrial como el de Belchite después de buscar en Garrapinillos, Casetas, Villanueva de Gállego y María de Huerva. Una vez que el Ayuntamiento de Belchite se puso en contacto con el empresario, el acuerdo parece próximo y podría firmarse a final de este mes.

Está previsto que en 2018 se realizarán los informes preceptivos para esta empresa de impacto medioambiental y de seguridad. Y en 2019 se construiría y empezaría a funcionar a finales de ese año. El alcalde de Belchite, Carmelo Pérez señaló: "Sería una manera de poder aguantar y afianzar la población en esta comarca que está muy deprimida".

Etiquetas
Comentarios