Zaragoza
Suscríbete por 1€

Cadrete exige la tarjeta sanitaria para la comida de mayores

Es la primera acción de una campaña para conseguir más personal médico. El PP tacha esta medida de "excluyente".

El Ayuntamiento de Cadrete exigirá este año a los jubilados, además de estar empadronados, tener la tarjeta sanitaria en el municipio para poder acudir invitados a la comida con la que el Consistorio homenajea a las personas mayores desde hace 30 años en las fiestas de septiembre. Es la primera acción incluida en la campaña puesta en marcha el pasado mes de mayo, con el lema ‘Tu salud, en Cadrete’, con el objetivo de conseguir que la DGA destine más recursos al consistorio local. Esta medida ha sido criticada por el Partido Popular, que la tacha de "excluyente" y de "chantaje".

El alcalde, Rodolfo Viñas (PSOE), recordó que en Cadrete están empadronadas 3.861 personas y, sin embargo, solo 2.747 tienen la tarjeta sanitaria adscrita al municipio. Por esta razón, y dado que el personal que asigna el Gobierno de Aragón depende del número de tarjetas, se busca "captar a esos 1.114 vecinos que residen aquí pero que tienen su médico de cabecera en otra ciudad", de manera que "el Salud proporcione el personal que nos corresponde".

Según dijo, para la comida de mayores que se celebrará el día 9 de septiembre, durante las fiestas patronales de la localidad, y a la que acuden unas 300 personas, "hemos invitado a todos los jubilados empadronados, aunque para hacer la reserva tendrán que presentar la tarjeta sanitaria".

Los acompañantes, gratis

Según denunció ayer el grupo popular en un comunicado, en las invitaciones se especifica que para acudir a esta comida es "requisito indispensable" tener la tarjeta sanitaria en Cadrete. Además, se les explica que los empadronados podrán ir acompañados de su pareja, que también disfrutará gratis del almuerzo si figura en el padrón, aunque tenga menos de 65 años. De lo contrario, "el o la acompañante deberá abonar el importe de su menú".

La concejal y portavoz popular María Ángeles Campillos puso de manifiesto, por su parte, que vincular esta campaña a esta celebración es "un chantaje que ha creado un gran malestar en los afectados y que echa por tierra el espíritu de este tipo de celebraciones". "Lo ideal –aseguró– sería que convencieran a la población de los beneficios de acudir al médico en Cadrete, pero nunca obligarlos". Por esta razón, desde el Partido Popular se exige al Ayuntamiento de la localidad que retire "inmediatamente" este requisito. Para ello, con el objetivo de conseguir que se elimine esta condición, presentará una moción en el próximo pleno municipal, que se celebrará el 4 de septiembre.

El alcalde socialista gobierna desde 2015 en coalición con PAR, Aragón Sí Puede y CHA. Viñas rechazó las acusaciones argumentadas por la oposición, indicando que la medida "ni es excluyente ni es un chantaje", porque, según dijo, "si se reside en el municipio hay que tener aquí el médico de cabecera" y en estos momentos "alrededor de 150 jubilados no tienen la tarjeta sanitaria adscrita al municipio".

Esta es, adelantó ayer, la "primera medida" de las que se llevarán a cabo dentro de la campaña para conseguir que se amplíe el servicio de Pediatría y que haya otra plaza de médico de cabecera a tiempo completo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión