Despliega el menú
Zaragoza

El árbol genealógico de Tabuenca desde 1557

Un libro hallado en el archivo parroquial recoge cada uno de los apellidos, a través de un completo repaso desde mediados del siglo XVI hasta principios del XX.

Tras la huella de la historia local. Carlos Gracia Sancho (izquierda) y Ángel Cisneros Aznar, presidente y vocal respectivamente de la asociación cultural Villardajos de Tabuenca, llevan tiempo analizando el libro aparecido en el archivo parroquial de la localidad del Campo de Borja. Para ambos, se trata de una publicación «única y exclusiva» que aporta una completa información. Esta tarde, a las 19.00, prsentarán las conclusiones de su estudio. El libro, además, se podrá descargar de forma gratuita desde la página web de la asociación.
Tras la huella de la historia local. Carlos Gracia Sancho (izquierda) y Ángel Cisneros Aznar, presidente y vocal respectivamente de la asociación cultural Villardajos de Tabuenca, llevan tiempo analizando el libro aparecido en el archivo parroquial de la
C. Gracia

El archivo parroquial de Tabuenca ha conservado, durante años, un interesante y excepcional libro que recoge cada uno de los apellidos de la localidad y su evolución posterior a través de los sucesivos descendientes, desde 1557 hasta principios del siglo XX. La elaboración de este exhaustivo trabajo de documentación fue obra de todos los párrocos que pasaron por el pueblo desde el siglo XVI.

El libro, titulado en el dorso como ‘Luz de Tabuenca’, permite confeccionar el árbol genealógico de cada apellido tabuenquino desde hace casi cinco siglos, o bien hasta que ese primer portador del nombre llegó a la localidad. Carlos Gracia, licenciado en Filología Hispánica e investigador, y Ángel Cisneros, maestro de Educación Infantil y autor de la novela ‘Licor de nueces’, ambientada en la Tabuenca del siglo XVI, son presidente y vocal, respectivamente, de la asociación cultural Villardajos de Tabuenca. Ambos han estudiado este libro desde hace más de diez años. Las conclusiones del análisis de este "tesoro cultural", como lo denominan ellos, se presentan hoy, a las 19.00, en el pabellón de la localidad. En este acto darán a conocer la autoría de la publicación, así como su propósito o importancia. Ofrecerán a los vecinos, también, el poder descargarse desde la página web de la asociación tanto el estudio como el propio libro, por lo que todos los tabuenquinos podrán acceder a él de manera gratuita y sencilla. Tabuenca es una pequeña localidad, de unos 343 habitantes, situada en la zaragozana comarca de Campo de Borja.

Reflejo de la sociedad

Tal y como relata Carlos Gracia, su origen "nació de la necesidad de evitar la consanguineidad entre las diferentes parejas". Antes no estaba permitido, salvo dispensa papal, el matrimonio entre contrayentes con un parentesco inferior al cuarto grado. Los datos, recogidos de los ‘Quinque Libri’ (conjunto de cinco libros sacramentales que se comenzaron a llevar en el siglo XV, y que contienen datos de bautismos, matrimonios, defunciones, comuniones y confirmaciones), "están anotados de tal manera que permitía verificar ese posible parentesco entre las parejas más ágilmente que extrayendo la información de los libros parroquiales". Es decir, en este libro se pueden obtener "informaciones bastante precisas sobre la demografía tabuenquina en estos siglos pasados, anotaciones biográficas destacadas de los numerosos sacerdotes o religiosos que la historia del pueblo ha generado e, incluso, leyendas del pueblo".

Muchos de los apellidos anotados en el libro todavía continúan vigentes en el pueblo. Los más típicos o abundantes, y que están en desglosados desde el año 1557 en el libro de las genealogías hasta principios del siglo XX, son Cuartero, Aznar, Mareca, Lumbreras, Sanjuán, Sancho y Gascón.

En los márgenes se conservan muchas anotaciones. En los escritos se indican, por ejemplo, las órdenes religiosas a las que pertenecían las personas a las que se refieren o qué cargo llegaron a ocupar: "Es decir, Tabuenca ha dado a la Iglesia muchas personas y en esas notas pone: sacerdote de tal pueblo, fue obispo de Segorbe, monje capuchino, fundó el monasterio de Gea, misionero en Filipinas...". También hay alguna nota histórica interesante, como que un Cuartero, en 1495 (es decir, antes incluso de los primeros anotados), "era alcaide del castillo de Tabuenca, y lo certificó en su puesto el Papa Luna, lo que demuestra que en el pueblo había un castillo, del cual, en la actualidad, no hay ni rastro".

Desde el comienzo de su investigación contaron con el permiso del obispado de Tarazona para digitalizar el libro, por lo que se encuentra preservado ante cualquier accidente o deterioro. Asimismo, Carlos Gracia agradeció el consejo y recomendaciones del Centro de Estudios Borjanos y la colaboración del Ayuntamiento y parroquia de Tabuenca.

Etiquetas
Comentarios