Despliega el menú
Zaragoza

La reforma del eje central del Oliver sale a concurso por más de un millón de euros

Se van a renovar 444 metros de la calle de Antonio Leyva, que tendrá aceras más anchas y dos carriles de sentido único.

Así será la sección tipo.
Así será la sección tipo.
Fuente: Ayuntamiento

Tras años y años de espera, la calle de Antonio Leyva lucirá su radical cambio de imagen el año que viene. El Ayuntamiento acaba de sacar el concurso para la ambiciosa reforma de la arteria principal del barrio Oliver, con un presupuesto de 1.087.919 euros (899.000 sin IVA) y con un plazo de ejecución de los trabajos de ocho meses.

No se trabajará en toda la calle, pero sí su tramo principal: el comprendido entre las calles de San Alberto Magno y Marqués de San Felices. Son 444 metros y las mejoras afectarán también a los entronques con quince calles adyacentes. Pero, ¿en qué va a consistir la reforma? En esencia, se va a redefinir el viario para dotar a la calle de aceras mucho más amplias y de dos carriles de sentido único, con una anchura constante (cosa que ahora no ocurre) de 3,40 metros cada uno. Las aceras tendrán entre 2 y 2,90 metros de anchura (será más lucida la de los números impares) y renovarán todo su pavimento con baldosas de terrazo.

El proyecto, redactado por el departamento de Infraestructuras, no recoge la creación de aparcamientos a lo largo de la calle ni tampoco de carril bici, pero eso no implica que el gobierno de ZEC renuncie a hacer el barrio permeable a las bicicletas, dado que tiene previsto a más largo plazo hacer un carril bici bidireccional en las calles paralelas, concretamente, en Agustín Príncipe, Pedro Porter y Jerónimo Cancer.

La reforma de Antonio Leyva prevé arreglar la superficie pero también lo que no se ve: las redes de suministro. Así, se aprovechará para renovar el enjambre de tuberías que actualmente son de frágil fibrocemento y se sustituirán las otras canalizaciones de fundición dúctil de 150 y 300 milímetros de diámetro. Explican los técnicos que también habrá que instalar nuevas llaves de paso (válvulas de compuerta o de mariposa), arquetas, bocas de riego y las tomas de agua necesarias a lo largo de más de 301 metros lineales. Igualmente se ha proyectado la renovación de la red de alcantarillado con nuevos pozos de registro, sumideros y acometidas.

Más puntos de luz

Finalmente, según la memoria del proyecto, también se renovará  el alumbrado público a lo largo de toda la calle, sustituyendo las luminarias existentes en las fachadas, antiguas y de bajo rendimiento, por otras de led de gran rendimiento y bajo consumo, con un total de 17 puntos de luz nuevos, que se colocarán sobre la acera de números impares.

Con esta actuación, en consonancia con el Plan Integral del Barrio Oliver (PIBO), se va a dar solución a uno de los problemas urbanísticos más importantes del barrio Oliver. El gobierno municipal recibirá ofertas hasta el próximo 5 de septiembre y confía en dar respuesta con esta obra a las reivindicaciones vecinales. Los trabajos cuentan con partida presupuestaria plurianual: en las cuentas de 2017 se han comprometido 200.000 euros y el resto se reserva para el ejercicio siguiente.

Etiquetas
Comentarios