Despliega el menú
Zaragoza

En busca del pasado en la antigua Bursau

El Ayuntamiento de Borja quiere acercar a los vecinos los trabajos de esta excavación, en la que no se actuaba desde hace casi 40 años, con una jornada de puertas abiertas.

La campaña se realiza en el cerro del Esquilar, un paraje considerado bien de interés cultural.
En busca del pasado en la antigua Bursau
Ó. Bonilla

Los trabajos de excavación en la antigua ciudad celtibérica de Bursau, el origen de la actual Borja, han llegado a su ecuador con una intervención en las estructuras que salieron a la luz en las campañas arqueológicas que se llevaron a cabo en 1978 y 1979. Han pasado casi 40 años desde aquellas obras y, durante dos semanas, estudiantes de los grados de Historia y Arqueología de las universidades de Zaragoza, Granada y Salamanca intentan consolidar los restos aparecidos entonces.

La actuación en el cerro del Esquilar se prolongará hasta el próximo día 11 y están financiadas por el área de Cultura del Ayuntamiento de Borja. El presupuesto ronda los 15.000 euros. El arqueólogo Óscar Bonilla (de la Universidad de Zaragoza) codirige los trabajos junto a Ángel Santos y a Begoña Serrano (de la Universidad de Granada). Tal y como indicó Bonilla, la primera semana la actuación se ha centrado en "consolidar y limpar los muros hallados hace casi 40 años", aunque el paso del tiempo y la falta de una protección adecuada hicieron que prácticamente hayan desaparecido los que fueron construidos con un material de adobe.

De forma paralela, gracias a esta campaña se actúa en otro terreno de este paraje, declarado bien de interés cultural en 2001, para registrar las fases de ocupación del cerro. "A priori ha aparecido material arqueológico bastante interesante, como unas vigas de madera carbonizada. Que se hayan conservado es muy buena señal", dijo.

Labor de difusión

El Ayuntamiento organizó hace unos días una presentación del proyecto arqueológico, para informar a todos los vecinos interesados en el desarrollo de los trabajos que se realizan en el que fue el asentamiento original de Borja.

"Es una forma –indicó el arqueólogo– de concienciar a la población de los atractivos patrimoniales que existen". Esta actuación recibirá también a los niños de los talleres de verano. Además, el próximo sábado se celebrará una jornada de puertas abiertas.

Etiquetas
Comentarios