Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Carreras olímpicas en los cabezudos de Cuarte

La Fulana, el Payaso y el Morico, entre otros, persiguieron a las decenas de niños que los retaban ayer en las calles de la localidad. Los vecinos se preparan para sus dos últimos días de fiestas, repletos de actos.

Un cabezudo acorrala a un niño que se ríe al esquivar el azote.
Los cabezudos encorren a los niños de Cuarte
Raquel Labodía

En los hombros de sus padres, en los carritos o de la mano de los abuelos, que eran abundantes... Ayer había muchos puntos diferentes de vista desde los que ver los cabezudos de Cuarte. A las 10.30, los niños empezaron a estirar en la plaza de la Iglesia Mayor, San Antonio. Porque aunque no son los San Fermines, es una carrera importante y a pesar de no ser astados, estos personajes con cabezas un poco desproporcionadas imponen y magullan casi por igual.

¡Pum! ¡Pum! ¡Pum! Tres cohetes anunciadores y ¡a correr! Calle abajo y calle arriba hasta llegar al parque municipal, uno de los centros neurálgicos de las fiestas. El pequeño Jaime no se soltaba de la mano de su abuelo: "me dan miedo los petardos y me ponen dolor de cabeza", decía el niño. Todo esto sucedía al ritmo de la charanga de Cariñena, que puso el toque musical a la mañana y que para empezar tocó el ‘Cumpleaños feliz’ a una vecina que cumplía 12 años. La Fulana, el Morico y el Payaso, entre otros personajes, persiguieron, látigo en mano, a los cuartanos que se atrevían a retarles. Uno de estos valientes era Raúl Castillo, de diez años, que acompañado por su padre –con el mismo nombre– acudió como cada día a este acto, su favorito de las fiestas. Este vecino del pueblo comentaba que su "cabezudo favorito es el Payaso" a la vez que presumía de ser de la peña Mivia. "La más grande de Cuarte", añadía su progenitor. "Es de padres y niños".

Por otro lado, el pequeño Hugo, de 3 años, no corría delante de los famosos personajes porque él mismo era uno de ellos. "Le gustan mucho y le compramos una cabeza", comentaba su madre. El niño lucía contento su réplica del Morico, de dimensiones más reducidas que la original.

No nos mires, únete

Desde los balcones y ventanas los vecinos se asomaban para ver el desfile, y es que el jaleo que formaban entre gritos, petardos y música era digno de admirar. Algunos incluso se debieron animar a bajar a la calle porque cuando terminó la comparsa en el parque el número de personas había aumentado considerablemente, siendo más de un centenar los que rodeaban a los cabezudos y los citaban. Mientras, las reinas de fiestas, que tampoco se pierden ningún acto, repartían caramelos para hacer tiempo hasta que a las 11.30 comenzara el circo en el auditorio.

Además de los cabezudos –que salen cada mañana–, la jornada de ayer tuvo numerosos actos y es que tras el parón del lunes y el martes, los vecinos han ido cogiendo carrerilla estos últimos tres días para culminar las fiestas este fin de semana. Gracias a la proximidad de Zaragoza y a la frecuencia de autobuses, Cuarte recibirá un gran número de visitantes durante el sábado y el domingo. Hoy, los platos fuertes serán el espectáculo baturro y las vaquillas en la plaza de toros y la verbena y el bingo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión