Despliega el menú
Zaragoza

Comienza la reforma del Teatro Principal de Zaragoza con la retirada de sus butacas

Se desmontarán 401 localidades entre el patio y el anfiteatro. Los nuevos asientos llegarán a finales de agosto y estarán instalados para el inicio de la temporada.

Dos trabajadores de la empresa zaragozana Gil Stauffer retiran la primera fila de butacas y la preparan para su almacenaje.
Dos trabajadores de la empresa zaragozana Gil Stauffer retiran la primera fila de butacas y la preparan para su almacenaje.
Oliver Duch

El Teatro Principal de Zaragoza comenzó este jueves la rehabilitación de su patio de butacas con la retirada de las dos primeras filas de los asientos que realizó en su día la firma Loscertales. A finales de semana la operación habrá concluido. El trabajo de retirada y almacenamiento fue adjudicado por concurso público a la empresa zaragozana Gil Stauffer, especializada en transporte de obras de arte, que quitará un total de 401 butacas.

Los trabajos se realizan "para cumplir con las medidas de evacuación y de seguridad de la propia sala. Hay zonas y pasillos que no cumplen ninguna normativa de accesibilidad a minusválidos", explicó este jueves el gerente del Patronato Municipal de las Artes Escénicas y la Imagen, Víctor López, durante la retirada de los primeros asientos del teatro.

Por ello, las nuevas butacas –que se empezarán a colocar entre la última semana de agosto y la primera de septiembre– serán más anchas y no crujirán al moverse, como hacían las antiguas. Además, permitirán el paso de sillas de ruedas por los pasillos de la sala, que serán más amplios. Aprovechando la retirada de las butacas, también se pondrá una moqueta nueva y se cambiará la iluminación de las filas. El gerente quiso hacer hincapié en que "aunque con los cambios siempre se pierde algo, ganaremos en seguridad y confort".

La misma esencia

El gerente también quiso recordar que el teatro se fundó en 1889 y que ya en 1940 se cambiaron las butacas, por lo que está renovación no es la primera de este tipo en el Principal.

Los asientos que se van a retirar forman parte del patio de butacas, aunque también se harán obras en el anfiteatro, que pasará de tener 88 asientos a 28. En total, las novedades en comodidad y accesibilidad que traen las nuevas butacas provocarán una reducción en la capacidad del teatro, cuyo patio de butacas pasará a contar con 362 localidades. Sin embargo, López aseguró que la pérdida de localidades no encarecerá las entradas: "Salvo en casos particulares, como el concierto de Malikian, el precio está siempre en torno a los 20 y 25 euros. Y eso lo vamos a mantener".

Las nuevas butacas no serán de madera, como las realizadas por Loscertales en 1940, sino que estarán hechas de un material similar al hierro. Fueron tres las empresas que se presentaron al concurso público para realizar las nuevas butacas, y el presupuesto que se fijó fue de 300.000 euros. El jurado estuvo compuesto por un "comité artístico para que no se perdiese la esencia" de las anteriores, informó el gerente del teatro. Finalmente, la adjudicación fue para la empresa española Figueras, que ya tiene un modelo preparado.

No podrá comenzar a instalarlas hasta fines de agosto, porque aún tiene que finalizar el plazo de reclamación del concurso. "Figueras ha ganado el concurso, pero aún no se puede poner a trabajar", informó el gerente. Las butacas que se quiten las guardará la empresa que las retira hasta que se decida qué se va a hacer con ellas. "Son propiedad del ayuntamiento. Hay una normativa, y a partir de ahí se verá si se subastan, se venden... lo estamos estudiando", finalizó López.

Etiquetas
Comentarios