Zaragoza

El impulso artístico de Torralba de Ribota se exporta a toda la comarca

El proyecto Pueblos en Arte provocó que se comprasen y reformasen siete casas en el municipio. Ahora, el modelo se extiende a otras localidades.

Los vecinos de Torralba de Ribota disfrutan de la presentación de la obra de una artista residente.
Los vecinos de Torralba de Ribota disfrutan de la presentación de la obra de una artista residente.

Algo está pasando en la comarca de Calatayud. Mientras las instituciones buscan a diestro y siniestro fórmulas para luchar contra la despoblación en el medio rural aragonés, Lucía Camón tiene el correo lleno de emails de gente interesada en afincarse o pasar una temporada en alguno de los pueblos a los que llega Pueblos en Arte, una asociación que ofrece estancias creativas a artistas que deseen tranquilidad e inspiración.

Hasta ahora, estaba presente en Torralba de Ribota y Valtorres pero sus socios acaban de conseguir, tras un proceso de licitación pública, hacerse con la gestión de la Casa de las Aguas de Calatayud, un lugar idílico en el que abrirán una oficina para poder dar servicio a más gente de la zona. La casa tiene dos plantas y prevén instalar en una de ellas su sede principal. La otra, que es una vivienda, la cederán a artistas y docentes itinerantes. También organizarán allí conciertos, talleres y realizarán actividades para niños relacionadas con el arte y el medio ambiente.

De momento, este verano están confirmadas las visitas de la coreógrafa y bailarina Pepa Cases, los artistas plásticos Rafael Fuster, David Cantarero y Jorge Isla, siete actrices afincadas en Madrid que están inmersas en una investigación teatral sobre el papel de la mujer, el grupo de música Variedades Azafrán, los argentinos Nación Ekeko y las chicas del grupo de percusión Tabarilea, una programación variada que busca enriquecer la vida cultural de la comarca.

Hace ya cinco años que poeta, actriz y artista visual Lucía Camón desembarcó en Torralba de Ribota junto al cineasta Alfonso Kint. Llegaron de Madrid para instalarse en una casa heredada. Lo hicieron con una niña y convencidos de que Torralba era el enclave ideal para dar rienda suelta a una idea que había ido tomando forma en su cabeza: devolver la vida a los pequeños pueblos de la mano de artistas que buscasen inspiración lejos de la ciudad.

Empezaron por tirar de agenda, buscando amigos que quisieran embarcarse en el proyecto junto a ellos y encontraron a Ana Bettschen. Esta actriz y profesora de teatro fue la primera en unirse y en comprarse una casa en la localidad. El pintor Fernando Quinta fue el siguiente: está terminando de arreglar la suya para mudarse también. Ellos dos, junto a Lucía y Alfonso, son los cuatro socios de Pueblos en Arte, una iniciativa que ha ido creciendo y que ya empieza a influir en otros municipios del entorno.

En este lustro han ayudado a que una decena de artistas fijasen en Torralba de Ribota su vivienda, su taller o su lugar de retiro. Los últimos que han llegado son Emilie y Marco, una francesa y un italiano. La pareja se compró un pajar y tiene en mente impulsar un proyecto relacionado con el arte. En total, se han comprado y reformado siete casas.

Además de llenar de vida y cultura Torralba de Ribota, Pueblos en Arte se ha expandido y este sábado se cerró la primera convocatoria abierta de residencias artísticas en Valtorres, a 25 kilómetros. Los socios del proyecto han conseguido algo de financiación pública y gestionar dos espacios en este otro municipio de 73 habitantes. En uno de ellos podrán pasar el mes de agosto dos artistas plásticos que se seleccionarán en los próximos días, una vez valoradas las solicitudes recibidas y la originalidad de sus propuestas. Quienes resulten elegidos disfrutarán de una beca de 700 euros y de unes mes de ‘retiro’ en Valtorres. Las obras que realicen durante ese tiempo se incluirán después en exposiciones itinerantes de Aragón.

En Valtorres también tienen cedido el espacio restaurado del antiguo horno para organizar en él exposiciones, conciertos y representaciones teatrales. Prevén abrirlo los fines de semana, cuando haya eventos en la residencia de artistas, aunque como también es un restaurante ya se plantean fórmulas para incluir entre sus objetivos el arte de la gastronomía.

Etiquetas
Comentarios