Despliega el menú
Zaragoza

Un incendio en un acumulador eléctrico obliga a cerrar las urgencias del Provincial

El humo afectó a tres plantas del hospital, pero no fue necesario evacuar pacientes. Los bomberos seguían anoche ventilando la zona.

El fuego se produjo en entre la primera y segunda planta del centro en un generador eléctrico
El fuego se produjo en entre la primera y segunda planta del centro en un generador eléctrico
Guillermo Mestre

Un incendio declarado en una zona técnica de mantenimiento del Hospital Provincial de Zaragoza obligó este miércoles a suspender provisionalmente el servicio de urgencias. El fuego se declaró sobre las 21.35 y provocó un denso humo negro que afectó a las tres primeras plantas del centro sanitario, pero ni se produjeron intoxicaciones ni fue necesario evacuar a ninguno de los pacientes ingresados.

Sobre las 23.00, los Bomberos de Zaragoza empezaban a retirarse, llevándose la autoescala de 30 metros que habían movilizado por si era necesaria pero que finalmente no intervino. No obstante, dejaron allí un retén de compañeros terminando de ventilar la zona afectada. Según explicaron algunos trabajadores, cuando se tuvo constancia del fuego había algún paciente aguardando su turno en la sala de espera de urgencias. Pero como ninguno revestía gravedad, pudo abandonar el hospital por su propio pie.

Como los encargados de ventilar las plantas seguían trabajando y los médicos no habían podido regresar al área de urgencias, al cierre de esta edición no se había podido constatar si el humo o las altas temperaturas habían afectados a los equipos. Por ello, se desconoce si a lo largo del día de hoy se podrán seguir atendiendo urgencias en el Provincial.

Según explicó el subjefe de intervención, Manuel Algás, el incendio tuvo su origen en el sistema de alimentación ininterrumpida (SAI) de la sala de reanimación, ubicado entre la primera y la segunda planta del hospital. El equipo de extinción atacó las llamas con extintores de CO2, y logró extinguirlas con bastante rapidez. En cualquier caso, fue preciso seguir refrigerando la zona para evitar que el calor hiciera que volviera a prender.

"Hemos subido por las plantas de hospitalización para ver si el humo se había extendido mucho, pero no hemos considerado necesario evacuar a nadie. Lo único que hemos hecho ha sido pedir a los pacientes y acompañantes que permanecieran dentro de los cuartos con las puertas cerradas hasta nuevo aviso", indicaba Algás. Quienes tuvieron que permanecer durante alrededor de una hora en la calle fueron algunos de los médicos y empleados del centro sanitario.

"No ha sonado ninguna alarma"

El incendio se produjo cuando algunos acompañantes de los pacientes se relevaban para pasar la noche. "No ha sonado ninguna alarma. De hecho, nosotros hemos bajado con normalidad por el ascensor. Y no ha sido hasta llegar a la planta baja cuando nos hemos dado cuenta de que olía a humo. Cuando hemos alcanzado la puerta hemos visto a los bomberos y nos han dicho que debíamos esperar para volver a entrar", comentaba anoche un familiar a las puertas del hospital.

El último incendio registrado en un hospital zaragozano se produjo en noviembre del año pasado y el culpable también fue un generador eléctrico. En aquella ocasión, el aparato estaba ubicado en la Unidad de Quemados del Hospital Miguel Servet y el humo obligó a trasladar a un paciente a otra planta, pero no generó mayores consecuencias ni provocó daños materiales. Al igual que el ocurrido este miércoles, el fuego se originó sobre las 22.00 en un generador situado en la cuarta planta del edificio de Traumatología, en el vestíbulo que hay antes de acceder a la propia zona de hospitalización de Quemados. En ningún momento, ni pacientes ni personal corrieron peligro.

Etiquetas
Comentarios