Despliega el menú
Zaragoza

José Ayesa: "La declaración de zona protegida nos está hipotecando el futuro"

José Ayesa (PSOE) es el alcalde de Novillas desde 2003. Volvió a la política para encontrar solución a los daños que provocan las avenidas del Ebro y ese sigue siendo su reto.

José Ayesa, alcalde de Novillas, fotografiado frente a la puerta del Ayuntamiento de la localidad
José Ayesa: "La declaración de zona protegida nos está hipotecando el futuro"
Noelí Barceló

José Ayesa, alcalde de Novillas, preside una corporación en la que cinco de los siete concejales son del PSOE. Los otros dos pertenecen a una candidatura fantasma presentada por el PP.

Usted llegó a la Alcaldía con el objetivo de buscar una solución a los daños que producen las avenidas del Ebro. ¿Cree que los alcaldes de la ribera tienen una labor más difícil que el resto?

Sí. Me presenté después de la riada de 2003. La más terrible hasta la del año pasado. En nuestra explotación familiar perdimos 20 hectáreas de alfalfa y 11 de coliflor y no había seguros. Solo un préstamo que ofreció la Administración. Cuando me ofrecieron el puesto, acepté.

¿Tanto ha cambiado el Ebro?

Mucho, y tengo 72 años. Ha llegado un punto en el que el agua no tiene espacio. Antes, los mismos ribereños lo limpiábamos. Se sacaba la grava y se aprovechaba la madera. Con el estiaje del río, al estar controlado por el embalse, no baja agua suficiente para que se mantenga limpio evitando el crecimiento de la vegetación. Cuando disminuye el caudal brotan las matas. La proliferación de la vegetación tapona el río y hace subir el nivel inutilizando las defensas antiguas. En 2015, la avenida afectó a más de 60 granjas y eso no es debido a que se hayan construido en el cauce sino a que este es cada vez más amplio.

¿Desde cuándo las avenidas del Ebro alcanzan el casco urbano?

Antes el agua no llegaba. En el año 1961 el Ebro llegó a regar un poco las calles más próximas, pero muy poco. En 2015 fue una barbaridad. Se debe a la isla de 7 hectáreas que se ha formado frente al pueblo, que hace de freno y nos manda el agua al casco urbano. Debajo del pueblo tenemos otra isla de 17 hectáreas. Se hizo un cauce de alivio pero hay que mantenerlo.

Los ribereños reclaman una labor de prevención.

Sí. La CHE actúa después de que los daños se han producido. Hay que cambiar el chip y prevenir. Todos los ríos de España están igual. Quizás el Ebro es el peor por su capacidad. La declaración de zona LIC (Lugares de Interés Comunitario, zonas de especial conservación), que no contó con la ribera, nos está hipotecando el futuro. Estoy convencido de que la Administración sabe que el verdadero mal del río es ese pero los funcionarios no pueden ir contra la ley. Estoy seguro de que esto nos va a llevar a una catástrofe importante no tardando mucho.

¿Cuál sería la solución?

La única solución para el río es limpiar la vegetación que crece en las islas que se forman. No hay problema en liberar zonas de cultivo para que se refugie la fauna. Pero los árboles no pueden estar en medio del río. En Zaragoza no van a tardar en tener el mismo problema que tenemos aquí.

Ustedes se quejan de que el Ebro está encauzado en tierras navarras y que es en Novillas cuando comienza a causar daños con sus desbordamientos.

Claro. Ese encauzamiento es el causante de las acumulaciones de gravas que tenemos aquí porque hace que el agua, al ir en un tramo recto y rápido, arrastre las gravas y las deposite aquí.

Hablando de otros problemas, ¿Novillas pierde población?

Aquí no hay industria. Solo agricultura. Si tuviéramos las industrias cerca del pueblo, la gente se quedaría. No nos sirve de nada tener servicios, escuelas, guardería, porque si no hay trabajo cerca la gente se va. La mayor parte de los pueblos están sentenciados. Cuando yo llegue a la alcaldía hace 14 años Novillas tenía 720 habitantes y ahora somos 540. Y eso que estamos en la ribera, cerca de un tejido industrial en torno a General Motors y Zaragoza.

¿Qué pueden hacer los ayuntamientos para dinamizar la economía local?

Yo soy contrario a la Ley de Estabilidad Financiera. Nos ha supuesto un freno a los ayuntamientos, que podríamos haber generado empleo. El Ayuntamiento de Novillas va bien. Si hubiéramos invertido en obras o en puestos de trabajo se hubiera laminado el paro.

Es alcalde desde hace 14 años. Habrá sacado adelante proyectos importantes para que le sigan votando.

La guardería es uno de los servicios que considerábamos urgente y la depuradora. Restauramos el fuerte y se han hecho las dos carreteras. La de Mallén era un camino de tierra y se ha mejorado.

¿Algún proyecto importante a la vista?

Tengo el empeño de recuperar el castillo de los Templarios. Es un castillo de propiedad particular y aunque supondrá una inversión importante, sería importante por su significación histórica para Novillas, que fue un importante bastión para los Templarios . Tenemos el edificio y sería lamentable que se perdiera. Ahora se usa de almacén. Podríamos emplearlo de museo y como albergue.

Etiquetas
Comentarios