Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza tiene 10.454 árboles en situación de riesgo y más de 650 avisos de poda pendientes

FCC señala que solo se destinan 54.849 euros a adecuar los ejemplares de grandes dimensiones.

Ejemplares de gran porte. Vecinos de la zona Centro han advertido del aparente mal estado de este árbol de gran tamaño, ubicado en la plaza de Aragón, y han pedido al Ayuntamiento que garantice la seguridad.
Ejemplares de gran porte. Vecinos de la zona Centro han advertido del aparente mal estado de este árbol de gran tamaño, ubicado en la plaza de Aragón, y han pedido al Ayuntamiento que garantice la seguridad.
Oliver Duch

Un total de 10.454 árboles de Zaragoza presentan riesgo de caída de ramas o desplome, según datos de FCC. Pertenecen a la llamada categoría D, compuesta por aquellos ejemplares susceptibles de generar percances que necesitan una poda urgente. Era el caso, por ejemplo, de la morera de grandes dimensiones que cayó sobre un taxi aparcado en la plaza de Salamero el pasado día 19 y provocó importantes daños materiales.

En las últimas 48 horas, las fuertes rachas de viento, de hasta 75 kilómetros por hora, han obligado a retirar más de una veintena de ramas y árboles. Ayer, por ejemplo, los Bomberos intervinieron en Echegaray y Caballero y en la calle de los jardines de Tosos. El suceso más grave, no obstante, ocurrió el miércoles en el camino de las Torres, donde un peatón resultó herido al caer sobre él un ejemplar de gran porte.

Se da la circunstancia de que el concejal de Servicios Públicos, Alberto Cubero, paralizó entre julio y diciembre de 2016 las nuevas podas pese a la alerta de los técnicos, decisión que afectó a 6.137 ejemplares, de los que 2.132 eran muy grandes. Esto, unido a que el desarrollo y el brote de los árboles se produce en abril, podría explicar que haya más de 650 avisos pendientes de ejecutar. Este dato supone un incremento del 25%, ya que el pasado verano eran unos 520.

Fuentes de FCC señalan que el contrato actual contempla una partida de 55.000 euros para controlar la salud vegetal y seguridad del arbolado (92.917 ejemplares). También que el presupuesto "no precisa que la empresa deba ejecutar ninguna acción correctora" y que no se han solicitado acciones correctoras excepcionales tras los últimos accidentes.

FCCrecuerda que la partida destinada a la poda de arbolado viario es de 831.223,40 euros y que solo 54.849, un 6,6% del total, va a ejemplares de grandes dimensiones. Aunque en 2016 se estudió poner en marcha un nuevo equipo de avisos que se uniría a los dos existentes (?se ofreció como una mejora del servicio), tampoco ha habido ningún cambio presupuestario a este respecto.

Podar un árbol pequeño cuesta 22 euros y uno adulto, 60. En aquellos grandes o muy grandes, el precio se eleva hasta los 180. FCC recalca que, según figura en el pliego de condiciones de la contrata, los trabajadores han de adecuar un 35% de los pequeños y un 15% de los adultos. En el caso de los de grandes dimensiones, el porcentaje cae hasta el 8%.

En julio de 2016, un informe de la sección de arboricultura ya alertaba de que limitar los trabajos a ese 8% "no sería justificable desde el punto de vista de la seguridad", ya que a ese ritmo, el ciclo de poda de los árboles muy grandes era de 12,5 años en completarse. La empresa recuerda que el 10 de abril de 2015, el gobierno, entonces en manos del PSOE, aprobó un contrato complementario de 1,5 millones "para mejorar las condiciones de seguridad y fijar un turno de poda centrado en árboles de grandes dimensiones".

ZEC: "Velaremos por cada euro"

El gobierno de ZEC recuerda que ese contrato se paralizó porque conllevaba un ‘aumento’ en el inventario de árboles de 3.000 a 30.000 unidades, lo que disparaba los beneficios de la empresa. No en vano, las dudas respecto al citado inventario, que actualmente cifra el número de ejemplares en 22.000, han marcado las relaciones del Consistorio y la empresa.

Ayer, el concejal de Servicios Públicos recordó que en la plaza de las Chinas, en Torrero, donde el lunes se desplomó un árbol, "hay 26 árboles cuando FCC facturaba 41". La paralización de las podas era un mecanismo de presión para lograr un inventario real. "Velaremos por que cada euro se gaste de forma correcta", declaró.

Etiquetas
Comentarios