Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza se despierta sucia

Las bolsas de basura de bares y domicilios se acumulan en las esquinas del Casco Viejo.

Las campanas de la iglesia de San Felipe tocan las 11.00 y en las cercanas calles de El Temple, del Olmo, Ciprés, Contamina o de la Torre Nueva todavía se pueden ver los vestigios de una noche de verano. Los ciudadanos que se dirigen al Mercado Central tienen que sortear botellas, papeles, restos orgánicos y cristales que pueblan el suelo.

Belén Gracia, que regenta un comercio en la calle de El Temple, apunta que “la suciedad no solo procede de los bares, sino que además es de domicilios particulares”. El empleado de la limpieza de la zona comenta que “son bolsas que sacan los vecinos cuando ya ha pasado el camión de recogida, por lo que se quedan toda la noche en la calle”.

Esta situación “es habitual y una vergüenza” según indican dos vecinas de la calle de la Torre Nueva, “porque es la imagen que se da de Zaragoza, es el centro y parece hasta inseguro”, añaden.

También en el Parking Sur

En las inmediaciones de la estación de Delicias también se vive una situación similar. Bolsas de plástico, etiquetas de ropa y latas se acumulan en los rincones de las verjas y bajo el puente del Tercer Milenio.

Etiquetas
Comentarios