Despliega el menú
Zaragoza

El acuchillado en la Fuente de la Junquera pide por sus heridas el triple de dinero que el fiscal

Acusa al agresor de tentativa de asesinato, pero eleva a 20.140 € la indemnización y de 8 a 11 años la pena de cárcel.

La Audiencia de Zaragoza celebró la semana pasada una vista para decidir si Inocencio Lázaro Longares, procesado por el acuchillamiento e intento de asesinato de su exmujer y un amigo de esta en un chalé de la Fuente de la Junquera, debía continuar en prisión provisional hasta que se celebre el juicio. Dada la gravedad de los cargos y el posible riesgo de fuga, el tribunal ha optado por prorrogar la medida. Y todo apunta ahora a que el presunto agresor se sentará pronto en el banquillo, ya que la Fiscalía presentó su escrito de acusación hace unas semanas y ahora están haciendo lo propio los abogados de las víctimas.

El último en hacerlo ha sido el letrado Antonio Jorge Torrús, quien en representación de Alfonso J. A. acaba de solicitar 11 años de prisión para el encausado por el presunto intento de asesinato de su cliente. Para esta parte, las cuchilladas que el hombre recibió junto al corazón, en el costado y en el abdomen no buscaban otra cosa que causarle la muerte. "Con una mayor penetración podrían haber afectado a órganos vitales o causar la rotura de algún vaso y provocar un shock hipovolémico hemorrágico", argumenta el letrado, recordando que la víctima tardó en recuperarse un mes.

Como la Fiscalía, por el ataque a su cliente Torrús atribuye a Inocencio Lázaro un homicidio frustrado, pero el letrado eleva la pena de 8 a 11 años de cárcel. La condena que propone el ministerio público asciende a un total de 19 años, ya que a los 8 que solicita por el apuñalamiento de Alfonso J. A. suma otros 11 por las cuchilladas que recibió la exmujer del procesado, Ana Isabel A. G., a la que representa Javier Notivoli.

Respecto a la indemnización que deberá cobrar el acuchillado, su abogado la fija en 20.140 euros, prácticamente el triple de la que propuso hace unos días la acusación pública. El letrado del acuchillado solicita 3.000 euros por las lesiones, pero añade a esta cantidad otros 7.140 por las secuelas y 10.000 por el daño moral causado. Recuerda, eso sí, que el procesado ya le ha adelantado 6.500 euros.

Etiquetas
Comentarios