Despliega el menú
Zaragoza

Reclaman más atención para el Corredor Verde en Valdefierro

El estado de la vegetación o su presencia en determinados tramos del carril bici son criticados por algunos usuarios.

Corredor Verde de Valdefierro
Corredor Verde de Valdefierro
P. S.

En las últimas semanas, aseguran que volvieron a dejar constancia de su inquietud por el estado del Corredor Verde en Valdefierro durante la comisión de Urbanismo y en el pleno de la junta de distrito. “Se comentó que la zona, desde las instalaciones deportivas del CDM Valdefierro y la calle Campillo de Llerena hasta el cruce con la antigua carretera de Madrid, estaba muy dejada”, relatan desde la asociación de vecinos Las Estrellas.

“El corredor se encuentra prácticamente sin limpiar, las hierbas pueden alcanzar los 80 centímetros o superar el metro de altura y están machacando unos árboles angostados”, detalla Jesús Picazo, representante del colectivo denunciante, quien calcula que son entre 800 y 1200 los metros de extensión en los que se da esta situación.

“La dejadez es manifiesta y el descuido, tremendo”, se lamentan, aplicando esta valoración  también a unas zonas infantiles “en las que no se puede entrar” u otros puntos como el anfiteatro de Oliver, “lleno de hierba”. Reclaman así una mayor atención y mantenimiento de esta área del Anillo Verde, “que lleva meses en el mismo estado y que no puede dar tal imagen”, ahonda Picazo.

Aseguran que su petición la han repetido en varias ocasiones sin haber obtenido respuesta por parte del Ayuntamiento de Zaragoza. Con el corredor, “se llevaron a cabo unas obras que costaron mucho dinero y los servicios públicos tienen que estar pendientes de ello. En el caso de que el mantenimiento no dependa de la empresa concesionaria que ejecutó las obras, lo lógico es que el Consistorio asuma su acondicionamiento”, argumentan en el ente.

Por su parte, desde el gobierno municipal explicaban que “el último tramo del Corredor Verde está sin recibir”, por lo que, “en teoría, el mantenimiento correspondería a la empresa”. El Ayuntamiento, desde Parques y Jardines, “mantiene los espacios verdes de la zona recibida”, añadían. Al mismo tiempo, en lo relativo al carril bici del corredor, “se interviene en él al ser infraestructura viaria, no como mantenimiento ordinario sino por razones de seguridad”.

“La jardinería está descuidada”

Santiago Casado, vecino de Parque Hispanidad, suele pasear por el corredor con frecuencia. A su juicio, “hay partes que están mejor, donde se puede encontrar lavanda, por ejemplo, y otras, no tan bien: parece que los arbustos no se riegan y la jardinería está descuidada”, valoraba este fin de semana mientras caminaba por la zona.

Unos metros más atrás, Pilar Maestro también compartía impresiones. “El paseo está bien y antes no teníamos nada”, recordaba. Si bien, “hay mucha hierba y podría encontrarse más limpio, pues si se prendiera fuego, ardería todo al estar seco”, opinaba esta vecina del barrio Oliver. Segar y plantar césped eran las alternativas propuestas por Miguel, otro paseante para el que el entorno, en el tramo de Valdefierro, se muestra “descuidado en esta época, cuando crece la vegetación”.

En el carril bici

Desde la plataforma Zaragoza Ciudadana cursaban recientemente una nueva denuncia referida a la presencia de vegetación en el carril bici del Corredor Verde, a la altura de la calle de la Dalia. “Un año más, el carril bici del Anillo Verde vuelve a ser invadido por la vegetación, convirtiéndolo en una selva impracticable”, publicaban a mediados de junio.

Esta circunstancia “se da con muchísima frecuencia”, explicaba Orlando Suárez, portavoz de la asociación, desde donde ya transmitieron una situación similar al gobierno municipal el pasado año. “Se nos ha informado de que se iba a actuar próximamente”, comenta, pues el tramo de la vía ciclista “lo suelen limpiar”.

Sobre dos ruedas, Daniel comprobó ‘in situ’ hace unos días que en espacios de la vía ciclista, en sentido de bajada hacia el barrio Oliver, “hay mucha hierba y casi no se puede pasar al meterse dentro del carril”. Armando Pagnussat, también con su bicicleta, señalaba que “algunas partes del carril están invadidas”. Acerca de la situación general del entorno verde, “prestarle un poquito más de atención no le vendría mal. Una obra es utilizable si se mantiene después”, reseñaba quien enumeraba tareas como cortar la vegetación, revisar el riego o los árboles.

Etiquetas
Comentarios