Despliega el menú
Zaragoza

Los coches híbridos aceleran y los eléctricos echan el freno en Aragón

Durante todo 2016 apenas se matricularon 27 vehículos eléctricos en la Comunidad.

Un coche eléctrico reposta en una electrolinera.
Vuelta a España del coche eléctrico de Endesa
Heraldo

Son más ecológicos y, a largo plazo, más económicos. Los coches eléctricos gozan de buena imagen, pero ésta no se termina de plasmar en las ventas y matriculaciones de nuevos vehículos. La falta de infraestructuras y la creencia de que es una tecnología aún por desarrollar perjudican su expansión. No ocurre lo mismo con los híbridos. Estos sí ganan, si bien poco a poco, espacio en las localidades y carreteras aragonesas.

A lo largo de 2016 se matricularon en Aragón un total de 27.272 turismos de todo tipo, lo que supone un importante incremento respecto a los 25.021 del año anterior. Un crecimiento que se notó especialmente en la provincia de Zaragoza (en Teruel, de hecho, bajó el volumen global de matriculaciones).

De todos los nuevos vehículos dados de alta, apenas un puñado se corresponde con los de carga eléctrica -únicamente fueron 27-, cuando un año antes se habían registrado 35. Es decir, que la cifra, ya de por sí exigua, arroja una tendencia bajista. Sin lanzar las campanas al vuelo, lo cierto es que los híbridos sí han crecido. Aunque todavía poco: durante 2016 alcanzaron las 821 matriculaciones en la Comunidad Autónoma, más del doble que un año antes (en 2015 fueron 384).

Hay una serie de condicionantes que frenan la expansión de los eléctricos. La autonomía de las baterías, y el tiempo de carga (que en función del cargador y el modelo puede ir de media hora a tres horas y media), ponen limitaciones. Eso, además del precio, que es dependiente de subvenciones.

Ayudas

El Consejo de Ministros aprobó la semana pasada la segunda edición del Plan Movea, de incentivo a la adquisición de vehículos de energías alternativas, que contempla ayudas de entre 1.100 y 15.000 euros para la compra de vehículos eléctricos, híbridos o de autonomía extendida. El programa cuenta con una dotación presupuestaria de 14,26 millones de euros y busca impulsar la movilidad sostenible mediante la reducción de las emisiones de dióxido de carbono.

El nuevo Movea contempla incentivos de diferente cuantía a diferentes tipos de vehículos, entre los que se encuentran los modelos eléctricos, los de gas licuado de petróleo, los de gas natural comprimido y licuado, los de pila de combustible de hidrógeno, las motocicletas eléctricas y también se apoyará la instalación de puntos de recarga para coches eléctricos en zonas de acceso público.

En la actualidad, existen unos 45 puntos de carga en todo Aragón (cada uno con varios cargadores) a los que se sumó recientemente una 'electrolinera' de gran potencia instalada en el polígono de El Portazgo y desarrollada por Urbener, Zoilo Ríos, Pronimetal y la Fundación CIRCE.

Etiquetas
Comentarios