Despliega el menú
Zaragoza

La Audiencia prohíbe que el detenido por la explosión de Tenor Fleta se acerque al edificio

El tribunal cita a nuevos testigos y pide otro informe pericial para aclarar definitivamente si el suceso fue o no intencionado.

La onda expansiva derribó parte de la fachada del número 38 de la avenida del Tenor Fleta.
El investigado por la explosión en Tenor Fleta niega ante el juez que manipulara la llave del gas
Guillermo Mestre

La Audiencia Provincial acaba de dictar un auto en el que prohíbe a Carlos R. R. acercarse a menos de 500 metros del número 38 de la avenida de Tenor Fleta. Lo hace para garantizar la seguridad de los vecinos y sus bienes, ya que la Policía cree que fue él quien de forma intencionada provocó la explosión de gas que el pasado 12 de noviembre arrasó tres viviendas y causó cuantiosos daños en las zonas comunes.

El juez que instruye el caso dejó al sospechoso en libertad provisional y se opuso en marzo a dictar una orden de alejamiento. Sin embargo, a petición del abogado Óscar Espinosa, que defiende a la única vecina que resultó herida en la explosión –al margen del propio investigado–, la Sección Sexta de la Audiencia de Zaragoza ha revocado ahora la decisión del magistrado en lo que al alejamiento se refiere.

Tras pasar más de tres meses en el hospital recuperándose de las quemaduras de segundo y tercer grado que afectaron al 40% de su cuerpo, el inquilino del 9º F salió del Miguel Servet el pasado mes de febrero. El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional había llegado a la conclusión de que fue él quien abrió la llave de paso y llenó el piso de gas para encenderse después un cigarro. Por ello, el letrado Óscar Espinosa pidió de inmediato al juez que citara al sospechoso para tomarle declaración. El interrogatorio se produjo el 9 de marzo, diligencia que el encausado aprovechó para negar haber provocado intencionadamente el suceso.

Pese a la petición de cárcel de la acusación particular, el instructor del caso optó por su puesta en libertad, por lo que desde entonces Carlos R. R. vive en una residencia. Y nada tiene que decir la Audiencia Provincial a este respecto, que a través de su último auto ha refrendado la medida de libertad provisional.

Reactiva la investigación

Lo que sí ha hecho la Audiencia de Zaragoza es dar un nuevo impulso a la investigación del caso, dado que, según los magistrados, "no queda acreditado si el incendio o explosión se produjo de manera intencionada o negligente o, incluso, si pudiera haber sido casual, aunque esta última posibilidad parece la menos fundada".

Para intentar resolver esta duda, como pedía también Espinosa y negó en su día el juez, la Audiencia ordena ahora que se llame a citar como testigos-peritos a los policías que concluyeron que fue Carlos R. R. quien de forma deliberada provocó la explosión. Además, considera necesario que el juzgado encargue su propio informe pericial para ver si los técnicos coinciden con la Policía.

Etiquetas
Comentarios