Despliega el menú
Zaragoza

El Ayuntamiento planea un rastro con una tasa simbólica para los vendedores ilegales

El gobierno municipal estudia la posibilidad de autorizar hasta cien nuevos puestos en el parquin sur para quienes se dedican al mercado de segunda mano. Plantea una tarifa de unos 30 céntimos al día, cuando el resto paga 60 € al mes.

Los vendedores sin licencia se 'camuflan' todos los domingos entre los puestos del parquin sur de la Expo que sí la tienen.
El Ayuntamiento planea un rastro con una tasa simbólica para los vendedores ilegales
José Miguel Marco

El Ayuntamiento estudia crear un rastro para vendedores ilegales en la explanada del parquin sur de la Expo. La intención es habilitar unos cien nuevos puestos en la zona del aparcamiento, justo al lado del mercadillo actual. Se celebraría cada domingo, aunque los comerciantes no serían fijos, sino que rotarían cada semana. Allí venderían productos de segunda mano a cambio de una tasa simbólica de apenas unos céntimos.

Así se desprende de las reuniones mantenidas entre la concejal delegada de Mercados, Teresa Artigas, y la junta del mercado del parquin sur, que también se ha entrevistado con la titular de Derechos Sociales, Luisa Broto.

Aunque el proyecto está avanzado (hay vendedores que ya han podido ver los planos), la decisión se prorrogará más allá del verano. La intención es aprovechar estos meses para fijar nuevas reuniones y perfilar el plan. Artigas adelantó que estas novedades irán acompañadas de "una mejora del entorno". Aclaró, en todo caso, que esta es una de las posibilidades que se barajan y que "no está cerrada del todo".

El gobierno ya adelantó el pasado mes de marzo que pretendía regular la actividad de estos grupos y dar una "respuesta global" al problema. Lo hizo tras reforzar el control policial y evitar la venta ilegal que tenía lugar cada sábado en el parquin sur. Hasta el mes de febrero, decenas de vendedores se instalaban en la explanada para comerciar con productos que, en su mayoría, habían sido robados o sacados de la basura.

Ridouuan, uno de ellos, confía en que la situación se resuelva pronto, ya que la mayoría no tiene trabajo y ha de mantener a su familia. "Llevamos meses luchando por una plaza allí. Ahora ya no podemos vender. La Policía nos quita la mercancía y nos multa", dijo. Recalcó, por otra parte, que ellos venden productos de segunda mano. "Sabemos que la ropa y los zapatos están prohibidos", añadió. Pese a que se han manifestado en varias ocasiones, hasta ahora no han sido recibidos por el Consistorio.

Hasta 200 comerciantes

Los vendedores sin licencia estarían dispuestos a pagar una tasa de hasta cinco euros, cantidad que concuerda con las cifras que está barajando el Ayuntamiento, que habría planteado una tarifa de entre 20 y 30 céntimos por día. Artigas aseguró que, aunque se ha hablado "de estas y otras cifras", todo está por ahora "en el aire".

De confirmarse este supuesto, la diferencia con quienes sí tienen permiso sería abismal, dado que los 435 puestos del mercado pagan alrededor de 60 euros y la correspondiente tasa de autónomos.

Los nuevos puestos darían cabida hasta a 200 comerciantes, a razón de 100 por semana. Para la titular de Mercados, es importante "unificar y dinamizar la actividad" del parquin sur de la Expo. El objetivo de esta transformación, explicó, es acercar el mercado a los ciudadanos y "dar salida a todas aquellas personas que tienen derecho a ganarse la vida".

Hasta ahora no ha trascendido qué requisitos tendrán que cumplir quienes allí se instalen ni qué fórmulas utilizará el Consistorio para comprobar que no venden productos ilegales. Sí parece descartado que vaya a autorizase un rastro los sábados, otra de las reivindicaciones de este colectivo.

Etiquetas
Comentarios