Despliega el menú
Zaragoza

El pleno municipal debatirá sobre la reparación de la avería del azud

El PP dice que sería "un disparate" no arreglar la compuerta, mientras ZEC insiste en que hay estudiar su futuro.

El azud, durante unas pruebas que permitieron levantar la compuerta averiada.
El azud, durante las pruebas del martes que permitieron levantar la compuerta averiada.
Oliver Duch

El debate sobre el futuro del azud llegará al pleno municipal. El PP ha presentado una moción que se debatirá en la sesión del viernes 30 de junio, en la que se insta al gobierno municipal a que repare "de manera inmediata" la compuerta que se averió el pasado día 10, y a que haga una "inspección completa" de toda la infraestructura para comprobar cuál es su estado.

El equipo de gobierno de ZEC expresó el martes –y ayer volvió a hacerlo– su intención de convocar una mesa técnica que estudie cuál ha sido el efecto del azud en el Ebro desde su inauguración en 2008 y analice cuál debe ser el futuro de esta infraestructura. Además, ha señalado que no piensa acometer la reparación de la compuerta averiada, que cuesta 65.000 euros, hasta que este debate no se produzca.

El portavoz del PP en el Ayuntamiento, Jorge Azcón, dijo ayer que "sería un disparate que la incapacidad de ZEC arruine una inversión de 25 millones por no llevar a cabo una obra de 65.000 en la compuerta averiada". Azcón dijo que esta situación es "un ejemplo perfecto de cómo ZEC entiende la gestión municipal", ya que "en vez de resolver con agilidad una avería sencilla de reparar decide no arreglarla para abrir un debate político estéril".

Por su parte, la concejala de Medio Ambiente, Teresa Artigas, reiteró los planes del gobierno. Dijo que la constitución de la mesa técnica ya estaba pensada de antemano, cuando hace meses la compuerta averiada empezó a fallar. "Queremos información fidedigna sobre qué ha pasado en el río, qué efecto ha tenido el azud para la dinámica fluvial, las gravas, la fauna, especies vegetales...", dijo Artigas. El objetivo será "valorar los aspectos positivos y negativos" que ha tenido, para ver si merece la pena seguir pagando los 150.000 euros de gasto que supone su mantenimiento. Aunque no avanzó cuál es la opinión del gobierno, sí deslizó que esta infraestructura se hizo "con una perspectiva ingenieril", y no de "dinámica fluvial". "El objetivo era darle una lámina estable de agua, pero hay que recordar que el Ebro es un río mediterráneo, no europeo". Además, añadió que se construyó para posibilitar "algunos proyectos de navegación que ya no funcionan".

En los últimos días, y a raíz de la avería, se ha reavivado el debate sobre la conveniencia o no del azud. Varias asociaciones de vecinos y clubes deportivos han solicitado que se repare para facilitar la práctica del remo y mejorar la pobre imagen que ofrece el río, mientras que colectivos ecologistas han solicitado "el desmantelamiento" de la represa, que consideran negativa para el Ebro.

Etiquetas
Comentarios