Despliega el menú
Zaragoza

Grancasa planea abrir en 2018 un espacio gastronómico como el de Puerta Cinegia

El centro comercial quiere revitalizar su planta de ocio, en la que habrá también un gimnasio y cines.

Fachada principal del centro comercial Grancasa, en el barrio zaragozano del Actur.
Fachada principal del centro comercial Grancasa, en el barrio zaragozano del Actur.
Aránzazu Navarro

Un espacio gastronómico similar al que funciona desde hace casi dos años en Puerta Cinegia (en la plaza de España, en pleno centro de Zaragoza). Este será el proyecto que albergará la segunda planta de Grancasa, la destinada a ocio y restauración, tras la reforma integral que prevé llevar a cabo el centro comercial en próximas fechas, con el fin de revitalizar esta zona.

Según fuentes consultadas por este periódico, los plazos que estaría manejando Grancasa apuntan a que esta renovada oferta de restauración podría inaugurarse hacia el mes de marzo del año próximo. Aunque estas fechas son estimativas, ya que están condicionadas a la obtención de los permisos de obra y a la realización de la reforma como tal.

Aun así, el proyecto, sobre el papel, está bastante avanzado. Algunas de las firmas de hostelería con las que se han puesto en contacto los responsables del centro comercial zaragozano han explicado a este diario que la propuesta que diseña Grancasa para su segunda planta es muy similar, en esencia, al mercado gastronómico de Puerta Cinegia, abierto en Zaragoza poco después del Pilar de 2015: una zona central con una amplia variedad de puestos de restauración instalados en torno a una zona común de mesas.

En el caso de Grancasa, el diseño del propio centro comercial condicionará la ubicación de ambos espacios. Al tratarse de una planta alta y estar abierta en el centro (para facilitar el paso de luz desde las claraboyas del techo hasta las otras dos), las firmas de restauración se instalarán en uno de los lados y justo enfrente se ubicará la zona común.

Según lo que ha trascendido del proyecto, la mayoría de los puestos de restauración se colocarán en el ala oeste del edificio, donde han sido trasladados ya McDonald’s, Luna de Istambul y Zagora Café. Estos tres locales fueron reformados y cambiados de su ubicación original hace unos meses para dejar espacio al gimnasio Smilefit, que está ultimando sus obras y que prevé abrir a principios de julio.

Enfrente, a continuación del Smilefit y de Lizarran, que en este momento está acondicionando un local al lado del gimnasio al que se trasladará a finales de este mes o principios del próximo, se abrirá un espacio amplio y diáfano para colocar las mesas comunes.

Completar la planta de ocio

En cualquier caso, las fuentes consultadas por este periódico han explicado que dado el tamaño de la planta de ocio de Grancasa, no solo albergará puestos de restauración de tipo mostrador, como los de Puerta Cinegia, sino que habrá otros que tendrán su propio espacio de mesas.

En cuanto a la gerencia del centro, los responsables eludieron explicar el tipo de reforma que se va a llevar a cabo en las instalaciones, ni dieron la fecha de inicio de las obras. Desde que hace unos meses comenzó el goteo de cierres de los locales de ocio y restauración que aún quedaban en esta planta (entre ellos, la bolera Planet Bowling, Frutos Secos El Rincón o Burguer King), los representantes de Grancasa han reiterado que se estaban estudiando diferentes posibilidades para revitalizar este espacio, pero sin dar más detalles. Probablemente, tras el traslado de Lizarran desde su actual ubicación a las proximidades del gimnasio, el centro comercial iniciará la reforma.

Con los cambios incluidos en este planta, Grancasa ofrecerá una mayor variedad de ocio, con la continuidad de las salas de cine con que cuenta ahora, más la llegada del gimnasio Smilefit.

Etiquetas
Comentarios