Despliega el menú
Zaragoza

PP y Ciudadanos se desmarcan en Zaragoza del rechazo a conceder nuevas licencias VTC

El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha mostrado su apoyo al sector del taxi tras la irrupción de empresas como Uber o Cabify.

El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha mostrado este viernes su apoyo al sector del taxi frente a la irrupción de empresas como Uber o Cabify con las licencias de vehículo turismo con conductor (VTC), aunque PP y Ciudadanos se han abstenido de rechazar que se otorguen nuevas concesiones.

La moción, presentada por ZEC, contaba con cuatro puntos: uno para mostrar el rechazo a la concesión de nuevas licencias VTC (que ha salido adelante con el voto favorable de todo el Pleno salvo la abstención de PP y Ciudadanos), otro que insta al Gobierno municipal a tomar las medidas jurídicas necesarias para rechazar estas concesiones y defender al taxi como servicio público (que ha contado con el apoyo de todos excepto Ciudadanos, que se ha abstenido) y un último punto que instaba a la DGA a consultar con el Ayuntamiento cualquier decisión sobre las VTC en su término municipal, aprobada por unanimidad.

Asimismo, se ha añadido un nuevo apartado, propuesto por el Grupo Socialista, en el que se solicita al Gobierno de la ciudad que elabore un plan de modernización para el sector del taxi, que ha recibido el voto favorable de todo el Pleno salvo la abstención de los populares.

En representación del PP, el concejal Sebastián Contín ha asegurado que, pese a que "todo el mundo se llena la boca", quienes han defendido siempre a los taxistas son ellos, mientras que otros les han dado "la espalda" hasta ahora, como el PSOE, al que le ha afeado que votó en contra de un plan similar en los pasados presupuestos.

Contín ha intentado, sin éxito, retirar el punto que rechazaba la concesión de nuevas licencias VTC, así como incluir partidas para la compra de vehículos eléctricos en el sector -que deduciría de la ampliación del servicio Bizi- o la posibilidad de realizar giros en la Plaza España o César Augusto en momentos en los que no circule el tranvía.

No obstante, ha sostenido que no puede haber un servicio paralelo sin regulación, garantías, ni control, que además haga competencia "desleal" a un sector "serio" y "asentado", por lo que ha apostado por incrementar las inspecciones a los VTC.

Por ZEC, la concejala de Movilidad, Teresa Artigas, ha defendido el texto porque refuerza la idea de que el taxi es un servicio público "esencial" en el sistema de movilidad urbana, además de una forma de "ganarse la vida" de muchos profesionales.

Asimismo, ha rechazado que se denomine a estas empresas que funcionan con VTC como "economía colaborativa" cuando solo esconde "desregulación", el "sálvese quien pueda ultraliberal" y "explotación laboral".

Por otro lado, ha agradecido al Gobierno de Aragón y al consejero encargado José Luis Soro que ha mostrado su "buena disposición" a atender las demandas del sector y ha presentado un escrito formal al Ayuntamiento para pedir su opinión.

Lola Ranera (PSOE) también ha criticado las nuevas formas de negocio que nacen bajo el nombre de economía colaborativa y que introducen pérdida de competencia y precariedad y ha compartido la necesidad de defender un servicio "esencial" como el taxi.

El concejal de Ciudadanos Alberto Casañal ha considerado "un poquito precipitada" la moción y ha abogado por esperar a que jueces, Estado y Gobierno autonómico se pronuncien, aunque ha reiterado su apoyo al taxi como servicio público.

Por su parte, Leticia Crespo, de CHA, ha apuntado que el problema surge con la "ultraliberalización" del sector en 2009 y que es entre esta fecha y noviembre de 2015 cuando la concesión o no concesión de licencias está en duda, ya que es en este periodo cuando no operaba la limitación de un VTC por cada 30 taxis.

Por lo tanto, serían solo 90 las solicitudes en cuestión, pero ha expresado el "compromiso claro" de CHA para buscar una fórmula legal para desestimar estas peticiones, que cree que ha encontrado al enviar un escrito al Consistorio, que entiende que emitirá un informe desaconsejando la concesión y el consejero Soro actuará en consecuencia denegándolas.

Previamente, el presidente de la Asociación Provincial de Auto Taxi de Zaragoza, Mariano Morón, ha diferenciado entre la competencia "comprensible" que sufre el sector, plasmada en la mejora del transporte público, de la competencia "desleal" y "abusiva" de empresas como Uber o Cabify.

De concederse las nuevas licencias VTC en espera, ha alertado, el "estallido social" del sector sería "imparable".

Etiquetas
Comentarios