Despliega el menú
Zaragoza

La zona deportiva de Utebo sigue parada cuatro meses después de que la contratista renunciara

Está pendiente la cesión a una segunda empresa, tras el rechazo de la primera. Si no, hay que volver a licitar.

Una valla separa las piscinas de verano de las obras del pabellón de las Fuentes.
Una valla separa las piscinas de verano de las obras del pabellón de las Fuentes.
Heraldo

Las obras de ampliación de la zona deportiva de Utebo siguen paralizadas casi cuatro meses después de que la contratista renunciara a seguir con los trabajos. Uno de los proyectos estrella que se arrastra del anterior mandato –cuando se rescindió el contrato con la primera adjudicataria después de que solicitara un 12% más de los presupuestado inicialmente–, sigue pendiente de que se apruebe la propuesta de cesión a otra empresa –la segunda con la que lo intentan–. Al mismo tiempo, el Ayuntamiento ha puesto el tema en manos del Consejo Consultivo de Aragón. En el caso de que se rescindiera finalmente el contrato habría que sacarlo a concurso nuevamente, lo que haría que el proyecto continuara acumulando retrasos.

Los trabajos incluían la reforma del pabellón de Las Fuentes, dos campos de pádel, dos frontones, una pista polideportiva y un edificio de servicios con cafetería, salón social y una zona recreativa infantil. Además, el proyecto prevé la construcción de un acceso común al complejo creando una plaza que lo integrase, una pista de atletismo y la ampliación de la zona de césped de las piscinas de verano.

Después del parón de año y medio tras rescindir el contrato con la primera adjudicataria, la continuidad de los trabajos se adjudicó por algo más de 3 millones de euros a la empresa Incoc en marzo de 2016, aunque no comenzaron hasta un mes después. La contratista se comprometió a terminar los trabajos en 14 meses. Sin embargo, a finales de octubre pidió una ampliación de presupuesto del 3% para asumir el coste de la cubierta del pabellón y alargaban en cuatro semanas más el plazo de ejecución.

El pasado febrero, Incoc propuso la cesión del contrato a Terra Elvira –algo que podía hacer ya que tenía ejecutado al menos un 20% de lo presupuestado–, pero el Ayuntamiento lo denegó ya que no cumplía todos los requisitos. Posteriormente, hicieron la propuesta de cesión a una segunda empresa, algo que todavía se está valorando.

"Hemos tenido mala suerte, pero Incoc quebró y no somos los únicos a los que ha dejado una obra sin terminar. El Ministerio de Defensa y otros ayuntamientos también están afectados", dijo el alcalde de Utebo, el socialista Miguel Dalmau. Este incidió en que la contratación pública obliga a unos plazos. Si finalmente se resuelve el contrato, habrá que volver a valorar lo que queda por hacer para poder licitar el resto de la obra.

Etiquetas
Comentarios