Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Muere un motorista al empotrarse contra un coche tras circular en sentido contrario

El Grupo de Homicidios de la Policía ha abierto una investigación para averiguar si el impacto, ocurrido en las puertas del Hospital Clínico, fue intencionado.

La Policía Local y la Policía Nacional investigan un grave accidente protagonizado este martes por un motorista que resultó muerto tras circular más de 300 metros en sentido contrario por la calle de San Juan Bosco y empotrarse contra un turismo junto al Hospital Clínico. El siniestro causó gran alarma entre los numerosos conductores que se cruzaron con el temerario y también entre los peatones, pues hubo quien pensó que podía subirse a la acera y arrollar a los transeúntes. Este miedo obedece a los últimos casos de atropellos masivos registrados en ciudades como Nueva York, Estocolmo o Londres; el primero de ellos cometido por un conductor drogado y los dos últimos, por terroristas que habían sido adoctrinados por el Estado Islámico.

El hombre, de 56 años y cuya identidad no había sido facilitada al cierre de esta edición, resultó herido muy grave a consecuencia del impacto y, a pesar de que los sanitarios le practicaron maniobras de reanimación cardiopulmonar en la misma puerta del centro médico, falleció minutos después en el servicio de urgencias al no poder superar las lesiones.

A partir de ese momento, se abrió una investigación por parte del equipo de Atestados de la Policía Local de Zaragoza para averiguar cómo se produjo el accidente, los metros que recorrió el conductor en sentido contrario y dónde había comenzado su temerario itinerario.

Fallece un motorista en una colisión en la calle de San Juan Bosco

Así, averiguaron que, sobre las 17.30, desde el cruce de Corona de Aragón, el motorista accedió en sentido contrario a San Juan Bosco y apretó el acelerador y circuló unos 330 metros esquivando a los numerosos vehículos que en esos momentos transitaban por los dos carriles que tiene la mencionada vía. En unos casos, pasó cerca de la valla verde que separa los setos de la acera de los peatones, en otros fue por el carril más cercano a los edificios. Su trayecto terminó al empotrarse contra un vehículo que estaba situado junto a la acera, en la entrada del centro sanitario. Afortunadamente, el conductor de este turismo solo sufrió lesiones de carácter leve, salvo complicaciones, en una de sus manos. La Policía Local practicó la prueba de alcoholemia y dio negativo.

Análisis de sangre

Respecto al motorista, serán los análisis de sangre que se practiquen por orden judicial los que revelen si había consumido alcohol o algún otro tipo de sustancia que pudo alterar su conducta hasta el punto de hacer lo que hizo.

Para averiguar qué le llevó a este extremo, el Grupo de Homicidios tiene abierta otra investigación paralela a la de la Policía Local para saber si había algún tipo de intencionalidad de hacer daño a terceros, si pretendía quitarse la vida de esa manera o si incluso pudiera estar motivado por las últimas acciones terroristas de corte yihadista, según explicaron fuentes policiales.

Los testigos que vieron pasar la motocicleta a su lado aseguraron que iba a gran velocidad y que no era "normal" cómo conducía, es decir, que no parecía un conductor asustado por haberse equivocado de sentido y con intención de parar y corregirla.

El último accidente mortal protagonizado por un motorista en el casco urbano de Zaragoza se produjo en la Ronda de la Hispanidad en septiembre de 2014. Desde entonces, se ha producido un incremento de los siniestro protagonizados por vehículos de dos ruedas (228 en 2015, lo que supuso un 9% que el año anterior y un 14% superior a la media del último quinquenio).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión