Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Broto asume toda la responsabilidad por los sucesos del albergue

Promete actuar en caso de que se detecten fallos, aunque defiende el papel del gobierno pese a las críticas de la oposición.

Luisa Broto, ayer, en la comisión de Derechos Sociales.
Luisa Broto, ayer, en la comisión de Derechos Sociales.
Aránzazu Navarro

"Asumo toda la responsabilidad". La concejal de Derechos Sociales, Luisa Broto, aseguró ayer que el gobierno actuará en caso de que se detecten fallos en la seguridad y el control del albergue municipal, escenario de una posible agresión sexual a una usuaria a principios

de mes. Respondió así a las críticas de PP, PSOE, C’s y CHA, que cargaron contra la gestión municipal y la "falta de información" sobre este suceso, así como sobre la agresión sufrida por una trabajadora en diciembre.

La edil, en todo caso, sostuvo que el gobierno actuó "desde el primer minuto". "Se trabajó con exquisita diligencia y se retiró al presunto agresor del alojamiento", dijo. En relación a la agresión a la trabajadora explicó que "se actuó con celeridad" y "se la asesoró en todo momento" una vez que se dio parte a la dirección.

Broto asumió que debería haber puesto al corriente al resto de grupos. Reconoció que el albergue "es un centro complejo" y recordó que se está trabajando en un nuevo modelo. "Recojo el guante y les invito a participar en este trabajo conjunto para que estas situaciones deplorables no ocurran nunca ni aquí ni en ningún sitio. También les digo que la administración no puede ser garante de absolutamente todo. Podemos poner los medios, pero quiero que tengan en cuenta estas circunstancias", dijo.

Su actuación fue especialmente criticada por Reyes Campillo, concejal del PP. A su parecer, lo ocurrido es "muy grave". "Ustedes, los adalides de la transparencia, han escondido una posible violación. Ahora, ¿qué mujeres van a querer ir al albergue? Alguien debería asumir alguna responsabilidad política por lo que ha pasado", manifestó. Para Lola Campos (PSOE), este ha sido un caso "mal gestionado". "No se calibró la gravedad del asunto. Durante días se ha consentido que esta señora haya dormido en el lugar del delito, un dolor que se podría haber evitado", aseveró.

Cristina García, de Ciudadanos, insistió en revisar el modelo del albergue y en "no mirar hacia otro lado" para velar por los intereses de los huéspedes y los trabajadores. Carmelo Asensio, de CHA, abogó por "averiguar qué ha sucedido realmente" y por "no hacer política amarilla".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión