Despliega el menú
Zaragoza

Intervenidos 200 kilos de cable de cobre en el momento de su venta en un establecimiento

Se investiga a cuatro personas de Épila que se han visto involucradas en esta venta por la dudosa procedencia del material.

Sacos con el cobre.
Intervenidos 200 kilos de cable de cobre en el momento de su venta en un establecimiento
Guardia Civil

La Guardia Civil ha intervenido 200 kilogramos de cable de cobre de ilícita procedencia en el momento de su venta en un establecimiento de reciclaje de Zaragoza, cuyo valor en el mercado es de 800 euros, y se ha procedido a la investigación de cuatro personas.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 9 de mayo, cuando agentes pertenecientes al núcleo de reserva de la Guardia Civil de Zaragoza estaban realizando una inspección en un centro de reciclaje de metales ubicado en la capital aragonesa, en prevención de posibles ventas ilícitas de materiales.

En ese momento, observaron la entrada de un turismo ocupado por tres personas que se disponían a realizar una venta de material, ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa.

Una de estas personas, una mujer, se dirigió a la ventanilla para entregar sus datos personales y así realizar la venta, mientras los otros dos acompañantes descargaban del maletero cuatro sacos terreros de grandes dimensiones en cuyo interior había cableado de cobre.

La Guardia Civil procedió a verificar el material existente en los sacos y tras preguntar a los ocupantes del turismo por la procedencia del mismo, estos informaron que la desconocían ya que una cuarta persona les había entregado el cableado para llevar a cabo la venta, obteniendo con ello un beneficio económico.

Ante estos hechos y las informaciones contradictorias de los ocupantes del turismo, los agentes procedieron a la intervención del material ante la posibilidad de que proviniese de la comisión de algún ilícito.

El cableado de cobre tenía un peso de 201 kilogramos y se observó que había sido manipulado con fuego para proceder a la extracción de la funda de plástico que lo recubría.

Cuarto sospechoso

Las gestiones posteriores se centraron en la localización del cuatro sospechoso, que habría entregado el cobre a las personas que iban a venderlo en la empresa de reciclaje, logrando finalmente obtener su identidad.

Este varón fue localizado el pasado viernes día 12 de mayo y una vez tomada declaración, en la que llegó a negar incluso conocer a los tres ocupantes del turismo, la Guardia civil procedió a investigar, no detener, a estas cuatro personas por un presunto delito de robo con fuerza en las cosas.

Se trata de tres varones y una mujer, de edades comprendidas entre los 18 y 43 años, españoles y vecinos de la localidad zaragozana de Épila. A dos de ellos les constan antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio.

Etiquetas
Comentarios