Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza baja de los 700.000 habitantes tras una caída del 6,2% de la inmigración en 2016

La capital aragonesa ha perdido más de 14.000 extranjeros desde 2011. La tasa de envejecimiento ha aumentado 10 puntos en los últimos tres años.

Gráfico que muestra la evolución de la población en Zaragoza.
Gráfico que muestra la evolución de la población en Zaragoza.
Heraldo

Zaragoza ha caído de nuevo por debajo del umbral de los 700.000 habitantes por el acusado descenso de la población extranjera que se produjo en 2016. En total, según figura en el padrón municipal, la capital aragonesa tiene en la actualidad 698.978 residentes, frente a los 702.123 que se computaron el 1 de enero del año pasado. Este retroceso obedece a la evolución que registró la inmigración en la ciudad, que pasó de 100.066 personas a 93.808 en solo un ejercicio, una caída del 6,2% (6.258 menos).

Estas son algunas de las principales conclusiones que figuran en el último boletín editado por el Observatorio Municipal de Estadística, con datos correspondientes al 1 de enero de 2017. Estas cifras difieren de las registradas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que no están tan actualizadas como las del padrón y tienen un sistema de contabilización distinto (el último dato oficial, correspondiente al 1 de enero de 2016, es de 661.108).

Porcentualmente, la caída de población de Zaragoza es pequeña (3.448 habitantes, un 0,4%). Pero la estadística ratifica las dificultades de la ciudad para asentarse en la frontera de los 700.000 habitantes, que se alcanzó en 2012 para perderla al año siguiente y recuperarla en 2015.

Por distritos

La evolución de los distritos es desigual. Los barrios tradicionales pierden población, como es el caso de Las Delicias, de donde se han ido casi 10.000 residentes. También retroceden San José, Las Fuentes, Universidad o Centro. Pero los planes de expansión urbanística han permitido que se dispare la población de otros: es el caso de Casablanca, que ha ganado 27.892 habitantes en 10 años gracias a Valdespartera; La Almozara (4.641 más), Miralbueno (4.320) o el Rabal (4.212).

Por otro lado, el informe confirma la tendencia descendente que viene registrando la población inmigrante desde 2011, cuando en Zaragoza residían 108.234 personas nacidas en otros países. En total, desde ese año, la capital aragonesa ha perdido 14.426 extranjeros. El retorno a los países de origen por la crisis o la obtención de la nacionalidad española son las principales causas.

Hay que tener en cuenta que la capital, como toda España, vivió con el cambio de siglo un crecimiento muy acelerado de la población inmigrante fruto de la mejora económica que vivió el país (en 2004, en Zaragoza había 43.355 extranjeros).

Si se atiende a las nacionalidades, al igual que en los últimos años, destaca la población procedente de Rumanía (33.655), que creció ligeramente en 2016. A gran distancia le siguen los marroquíes (6.615), los chinos (5.437) o los nicaragüenses (5.229). Esta última nacionalidad está en fase de crecimiento desde 2004.

Por contra, el número de ecuatorianos se ha desplomado: en 2007 había 10.782 y hoy la cifra se ha quedado en 4.158. Además, en Zaragoza hay 3.243 colombianos, 2.952 argelinos y 2.524 senegaleses. Por barrios, los que tienen un mayor porcentaje de población inmigrante son el Casco Histórico (23%) y Las Delicias (22%). Por contra, los distritos con menos extranjeros son Actur, Casablanca y Santa Isabel, en torno a un 5% en cada uno.

Población envejecida

Entre otras consecuencias, el retorno de los inmigrantes a sus países de origen ha supuesto que la tasa de envejecimiento (relación entre los mayores de 65 años y los menores de 15) haya aumentado 10 puntos desde 2014: en 2017 es del 144,8%. El índice de juventud se ha reducido del 74,2% al 69%.

Si se analiza la situación por distritos, las diferencias son llamativas. Según el Observatorio, los barrios que más han crecido en los últimos años son los que tienen más jóvenes. Es el caso de Casablanca, con una tasa de envejecimiento del 39%. En parecida situación están Miralbueno (39%) y Santa Isabel (53%).

Son los barrios tradicionales los que tienen la población de más edad. Ocurre en el Centro (267%), Las Delicias (224%), San José (222%) o Las Fuentes (213%). El Casco Histórico mantiene una tasa de envejecimiento del 166%; La Almozara, del 209%; Oliver-Valdefierro, del 82%; Torrero-La Paz, del 134%; el Actur, del 84%; y El Rabal, del 100%.

Etiquetas
Comentarios