Despliega el menú
Zaragoza

Marta Santisteban: "La felicidad es un plus que mejora la salud de las personas"

La codirectora del Área de Cáncer de Mama de la Clínica Universidad de Navarra ha recibido la beca Ana Balil por el Grupo Español de Investigación de Cáncer de Mama (GEICAM), que celebra hasta hoy un simposio en Zaragoza.

La oncóloga Santisteban, en el Auditorio de Zaragoza.
La oncóloga Santisteban, en el Auditorio de Zaragoza.
Laura Uranga

Imagínese el día en el que se encuentre la cura del cáncer.

No creo que vaya a llegar ese día. Lo que pienso es que los tumores se van a diagnosticar cada vez más precozmente, de modo que la supervivencia va a ser mejor cuando se diagnostique. Pero si ocurriese lo acogería con mucha alegría.

¿Qué le diría a una mujer que hoy mismo ha sido diagnosticada con un cáncer de mama?

Como actualmente entre el 75% y el 80% de los tumores de cáncer de mama los diagnosticamos de manera localizada y son curables, le diría que estuviera tranquila, que esto es una parada en el camino, que tiene solución y que cada vez hay mejores tratamientos para afrontar este proceso y con menos toxicidad.

El grupo español de cáncer de mama (Geicam) le ha otorgado una beca para continuar con su investigación. Le voy a lanzar un reto: ¿podría resumirme en pocas palabras su estudio?

Hay cuatro tipos de cáncer de mama y hay uno de los subgrupos que es el triple negativo, que es muy agresivo. En este subgrupo no hay identificada una terapia de mantenimiento para las pacientes. Estas recaen más y viven menos tiempo. Queremos prevenir la resistencia a los tratamientos convencionales y mejorar la supervivencia con fármacos que bloqueen nuevas vías tumorales.

¿Cree que se dedica suficiente dinero a la investigación?

Esta claro que no. España no es de los países que más dedica a investigación. Hay gente muy brillante que, desgraciadamente, tiene que salir fuera porque aquí no puede desarrollar su proyecto. Creo que es insuficiente y se puede mejorar, pero hay iniciativas muy buenas, como la de Geicam. En la investigación está el desarrollo, el avance y la mejora de la población.

Se ha hablado mucho del cáncer de mama por el caso de Angelina Jolie que se practicó una doble mastectomía para evitar riesgos futuros. ¿Es partidaria de plantarle cara a la enfermedad de una manera tan drástica?

El caso de Angelina es muy concreto, porque es paciente portadora de una mutación. Tenía muchos boletos para tener la enfermedad. Recomiendo a la gente que tiene muchos factores de riesgo poblacionales que se chequeen y se acojan a medidas preventivas.

Hay algunos estudios que indican que la lactancia materna o el hacer ejercicio pueden prevenir el cáncer de mama... Casi me estoy convenciendo de los beneficios del deporte.

La lactancia materna y los embarazos en edad joven se consideran factores protectores, además del ejercicio. La grasa corporal puede transformarse en estrógeno y este es un factor de riesgo para el cáncer de mama. La producción de estrógeno interna y externa es nociva para el tejido mamario. La grasa se transforma en estrógenos. Por eso, el ejercicio cuando nos ayuda a tener un peso equilibrado y a estar mejor emocionalmente siempre es bueno.

¿Nuestro estilo de vida es culpable de muchas de estas enfermedades?

Las favorecen, por ejemplo, una mala alimentación, el sobrepeso o el estrés. El estrés creo que es el mal del siglo XXI.

Y se apunta que el trabajo excesivo tampoco ayuda...

Trabajar en exceso y no estar contento. La felicidad es un plus que mejora la salud de las personas. La liberación de endorfinas es muy sano para todo el mundo y el ejercicio físico nos ayuda a liberarlas. Hay que cuidarse, pero no por uno mismo, sino porque estamos haciendo una labor con otra gente. Creo que todo el mundo debería tener conciencia de quererse mucho para poder querer mucho al resto.

¿Compra más en Zara desde que la Fundación de Amancio Ortega anunció una donación millonaria para aparatos de oncología?

No tengo mucho tiempo para ir de compras (risas). Pero me parece fantástica la inversión. Es una generosidad por parte de la compañía. En Estados Unidos las donaciones privadas son habituales. Ojalá hubiera más gente con mucho dinero que destinase parte a sanidad y educación.

Etiquetas
Comentarios