Zaragoza
Suscríbete por 1€

Curro Díaz: triunfo y cornada en el cierre de San Jorge

El de Linares completó una soberbia actuación ante ganado de Luis Algarra y fue herido en el muslo.

Muletazo de Curro Díaz al cuarto de la tarde.
Muletazo de Curro Díaz al cuarto de la tarde.
Toni Galán

Curro Díaz abrió este domingo la Puerta Grande de la Misericordia -simbólicamente, puesto que salió herido por la de la enfermería-  tras completar una soberbia actuación en el cierre de la Feria de San Jorge. Su simple eclosión en el ruedo desterró la desgana generalizada y conectó a los tendidos, hambrientos de entusiasmo. En su primero, la armonía en el toreo de capa precedió a una faena de muleta más estilosa que profunda, y el presidente le negó el trofeo que se le pidió con fuerza.

Dos trincherazos por bajo y una tanda al natural, ya con el toro rajado en los terrenos del seis, vislumbraron lo que vendría después: temple, elegancia y gusto. La codiciada maestría; el arte que aflora en unos pocos y el de Linares reviste de oficio. Como una vela se lanzó entre los pitones de ‘Incorregible’ -gran toro de Luis Algarra que hizo de cuarto- para culminar una labor de dos orejas y ser corneado en el muslo.

Por el pitón derecho, había dibujado muletazos despaciosos y de trazo largo; ya asentado sobre el izquierdo, derrochó plasticidad en el remate de las dulces embestidas. Un lío en toda regla cuya dimensión eclipsó el transcurso del resto de la tarde.

Paco Ureña no tuvo opción con su primero, un castaño que quedó en fachada, y más tarde se fijó en la arena para rescatar -hilvanando muletazos aislados pero de mérito, por lo incierto que fue su oponente- lo poco que tuvo ‘Ruiseñor’. Muy por encima de su lote, el murciano. Al contrario que un discreto Ginés Marín.

Sorprendente la apatía que transmitió un torero con tantas cualidades, llamado a ser alguien en esto. Con ‘Hortelano’, anduvo despegado y adoleció de falta de clarividencia. Después no dio con la tecla de ‘Ebanista’, un manejable sobrero -también de Luis Algarra- al que lanceó bien de capote y desaprovechó en la franela. Éste reclamaba mayor mando y firmeza. No los zapatillazos que dio antes de intentar la suerte de matar recibiendo e introducir un espadazo completo al segundo intento. Marchó sin pena ni gloria.

Ficha

Zaragoza, domingo 23 de abril. Un tercio de entrada en la Misericordia para asistir al cierre de la Feria de San Jorge.

Toros de Luis Algarra -el sexto hizo de sobrero- bien presentados y de comportamiento variado. Destacó el cuarto y, en menor medida, los nobles primero, tercero y sexto. El segundo fue blando y el quinto complicado.

Curro Díaz: vuelta al ruedo y dos orejas.

Paco Ureña: silencio y ovación tras aviso.

Ginés Marín: silencio y silencio.

Parte médico de Curro Díaz

“Cornada en cara interna del tercio medio del muslo derecho con orificio de entrada de 5 centímetros y dos trayectorias: una ascendente de 15, que desgarra fibras del músculo vasto interno y otra externa que, tras superar el fémur, llega hasta la cara externa del muslo. Pronóstico grave. Trasladado a la clínica Quirón de Zaragoza”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión